La firma de renting Alphabet lanza su estrategia ecológica
Jorge Bautista, director general de Alphabet en España, con uno de los coches eléctricos de AlphaElectric.
Jorge Bautista, director general de Alphabet en España, con uno de los coches eléctricos de AlphaElectric.

Las flotas de empresas quieren ser eléctricas

El futuro de las empresas de renting de coches no está en pensar en el vehículo exclusivamente. Hay que pensar en la movilidad”. Esto afirma Jorge Bautista, director general para España de la compañía de renting Alphabet, propiedad de BMW. La empresa presentó ayer su estrategia más ecológica, denominada AlphaElectric, una solución integral de movilidad eléctrica para empresas.El objetivo es fomentar el aumento de este tipo de vehículos sin emisiones en las flotas corporativas.

AlphaElectric “es un ecosistema completo”, detallan desde la empresa, ya que, como aseguró Bautista a CincoDías, “no se puede dejar solo al cliente con esta tecnología. No cabe darle el coche y desaparecer. Hay que acompañarle en el proceso si quieres que tenga éxito”. El programa estudia y analiza la flota de la empresa en cuestión y detalla su potencial de electrificación, es decir, cuántos vehículos de su flota pueden ser eléctricos.

Después, se encarga de encontrar e instalar las soluciones de carga más apropiadas y los servicios de movilidad adicionales que precise la empresa. Por ejemplo, pone a disposición del cliente, con una cuota adicional, vehículos de motor de combustión que sustituyan a los eléctricos en el caso de que se necesite hacer un viaje de largo recorrido. “Los usuarios aún temen la falta de autonomía de los vehículos eléctricos, cuando los actuales ya tienen muchas prestaciones que los hacen muy adecuados. De hecho, los europeos quieren una media de 250 kilómetros de autonomía para estar tranquilos. El coche eléctrico tiene una autonomía de 150 kilómetros. La distancia media que se recorre en Europa diariamente es de 64 kilómetros”, explica Bautista. Mediante el enfoque de consultoría que ofrece Alphabet, la compañía guiará durante todo el proceso al cliente.

Alphabet coordina toda la gestión “con la máxima transparencia sobre consumo, gasto energético y emisiones de CO2”, considerando todos los elementos relevantes y ofreciendo al cliente “ahorro, buena imagen, comodidad y la mejor movilidad en entornos urbanos”, detallaron. En concreto, Bautista afirmó que los conductores de vehículos eléctricos pueden ahorrarse alrededor de 700 euros de combustible por cada 10.000 kilómetros de recorrido.

Además, apuntó que “las últimas generaciones de vehículos eléctricos tienen unas prestaciones y un confort similares a sus equivalentes en motor de combustión”. “Estamos convencidos de que el vehículo eléctrico es un pilar fundamental de la movilidad urbana del futuro, como ya nos lo está demostrando nuestra experiencia en Zem2All, el mayor proyecto de movilidad eléctrica del mundo, en el que participamos como proveedores estratégicos”, añadió.

Zem2All es una iniciativa de la Organización para el Desarrollo de Nueva Energía y la Industria Tecnológica Japonesa (NEDO), el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Ayuntamiento de Málaga. El proyecto tiene 160 vehículos eléctricos circulando por las calles de Málaga, y otros 40 previstos a corto plazo, para demostrar las ventajas de estos vehículos a los ciudadanos.

Comparte coche de empresa en lugar de taxi

Alphabet también ha puesto en marcha este año la estrategia de movilidad AlphaCity, una solución de carsharing (compartir coche entre varios empleados) para reducir los gastos en transporte de las empresas. Para la compañía, esta estrategia es un “complemento perfecto a la tradicional flota de vehículos de renting y representa una alternativa al taxi y al alquiler de coches para cortos periodos de tiempo”. Según los datos de la compañía, las empresas que utilicen este servicio pueden “ahorrar hasta un 40% de sus gastos de movilidad.
Con este programa, las compañías pueden “ejercer un mayor control del gasto al centralizar en un solo proveedor gran parte de sus servicios de movilidad y al transformar en fijo un gasto variable. Al mismo tiempo, con AlphaCity las empresas motivan a sus empleados poniendo a su disposición una atractiva flota de vehículos para sus desplazamientos profesionales y privados”, recalcan.
El funcionamiento de AlphaCity es muy sencillo. El empleado solo tiene que acceder a un portal de reservas online, personalizado para la propia empresa, identificar si va a hacer un uso profesional o privado, y reservar el vehículo durante el tiempo deseado. Todo el proceso, en menos de un minuto.
Después, el empleado accede al vehículo mediante una tarjeta personal sin necesidad de llave. Una vez finalizado el uso, se aparcará en la plaza designada para que sea utilizado por el siguiente empleado.

Normas
Entra en El País para participar