El partido conservador de Merkel gobernará en coalición con los socialdemócratas
La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel, su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU), y el Partido Socialdemócrata alemán (SPD) darán hoy los detalles del acuerdo para formar gobierno en coalición.
La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel, su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU), y el Partido Socialdemócrata alemán (SPD) darán hoy los detalles del acuerdo para formar gobierno en coalición. REUTERS

Acuerdo de Gobierno en Alemania: ¿el fin de la austeridad?

Por tercera vez Alemania quedará en manos de un gobierno formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y el Partido Socialdemócrata alemán (SPD), y por segunda vez desde que Angela Merkel está al frente de la primera potencia europea. El acuerdo para formar la llamada ‘gran coalición’ llega más de dos meses después de las elecciones alemanas, en las que el partido conservador de Merkel se quedó a las puertas de la mayoría absoluta.

La necesidad de buscar un socio de gobierno en la oposición ha obligado a la canciller a hacer algunas concesiones en clave interna que abren el debate sobre si podrían afectar a sus planes para Europa en los próximos cuatro años. ¿Supondrá el fin de sus exigencias de austeridad? ¿Aflojará la presión sobre los países europeos más débiles? La mayoría de analistas piensa que apenas se pueden esperar cambios en las políticas de Berlín ante Bruselas.

“Dentro de Alemania se ha notado un ligero cambio en la política de Merkel, pero en el resto de Europa la situación no ha cambiado”, sostiene Javier Urones, de XTB. “Es más, la austeridad podría ir a peor”, añade. Explica que durante la campaña de cara a los comicios Merkel “estuvo en la sombra y de hecho coincidió con la versión más expansiva de las políticas del BCE, que ha bajado los tipos de interés e incluso ha debatido pasar a negativos los tipos de depósitos. Pero ahora que se ha formado gobierno y Merkel vuelve a la palestra, creemos que volverá a apretar las tuercas al BCE y a pedir más ajustes de gasto a los países periféricos, sobre todo a Grecia”.

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, teme que  "no habrá mucho cambio con respecto a la posición del Gobierno anterior. De hecho, algunos rumores afirman que todos los temas que tienen que ver con la mutualización de riesgos en Europa han quedado aparcados de la negociación".

El acuerdo de coalición todavía debe ser aprobado por la militancia del SPD en una consulta el próximo 14 de diciembre. Si se supera este escollo, Merkel podrá ser investida por el Bundestag el 17 de diciembre con el voto de 504 de los 631 diputados de la cámara baja. Sin embargo, un voto negativo obligaría a la canciller a gobernar en minoría. Estos son algunos de los compromisos del acuerdo.

Fijación de un nuevo salario mínimo: Era la principal exigencia del partido socialdemócrata para apoyar a la CDU (y no defraudar a su electorado) y uno de los principales puntos de conflicto en los que finalmente Merkel ha abierto la mano. Así, Alemania introducirá un salario mínimo interprofesional de 8,50 euros por hora a partir de 2015. También hay mejoras en pensiones. Según el acuerdo, los trabajadores que hayan cotizado durante 45 años podrán jubilarse a los 63 años con la pensión completa.

Doble nacionalidad: Otra de las bazas del SPD que permitiría que los niños de padres extranjeros nacidos en Alemania no tendrán que elegir uno de los dos pasaportes al alcanzar la mayoría de edad.

Cobro de peajes de autopistas a extranjeros: Una petición del ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU), que impone la aprobación en 2014 de un peaje a vehículos extranjeros en las autopistas alemanas, siempre que se respete la legislación europea y no suponga un sobrecoste para los conductores alemanes.

Sin subida de impuestos: El precio de los compromisos asumidos, que conllevan mejoras en el ámbito social por valor de miles de millones de euros, no se pagarán vía impuestos a los ricos (otra demanda de los socialdemócratas) ni aumentando la deuda, a lo que Merkel se había opuesto tajantemente.

"El acuerdo con relación al salario mínimo no parece muy positivo para desvincular el riesgo financiero del soberano", cree Campuzano.

En la rueda de prensa para presentar los detalles del acuerdo, Merkel ha dicho que La consolidación fiscal, el refuerzo del bienestar general y la mejora de la justicia social son los tres pilares del nuevo gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas. Para conocer la distribución de las carteras ministeriales habrá que esperar dos semanas.

Normas