Encuentros Cinco Días
Xavier Trias, alcalde de Barcelona, ayer durante su intervención en el encuentro organizado por Cinco Días y Banco Santander.
Xavier Trias, alcalde de Barcelona, ayer durante su intervención en el encuentro organizado por Cinco Días y Banco Santander.

Trias ve en las grandes urbes el único motor para salir de la crisis

Estoy convencido de que las grandes ciudades y sus áreas metropolitanas somos quienes sacaremos a este país de la crisis”. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, dejó ayer bien clara esta idea desde el inicio de su intervención en el Encuentro Cinco Días, organizado conjuntamente con Banco Santander, en en el que se debatió sobre La internacionalización del tejido empresarial. Su exposición se centró en destacar las muchas potencialidades de la Ciudad Condal entendidas como un motor imprescindible para la economía catalana y por extensión para la española. “La Comisión Europea calcula que las grandes áreas metropolitanas generan el 67% del PIB de la UE”, se ocupó de recordar ante una nutrida audiencia , compuesta por cerca de 200 empresarios de pymes y grandes compañías.

Trias reivindicó la clara vocación internacional de la capital catalana, una responsabilidad que a su juicio atañe a todas las grandes urbes. “Nosotros somos los que atraemos la inversión extranjera y los que exportamos. Barcelona representa el 20% de todas las exportaciones del Estado y se ha erigido además como el principal polo de atracción de proyectos de inversión extranjera. En la primera mitad de este año han llegado 1.665 millones de euros, un 42% más que en el mismo periodo de 2012”, indicó.

Lograr esta velocidad de crucero requiere, subrayó, de una ingente cantidad de trabajo previo. Aunque todo ello se debe sustentar a la vez en tener muy claro el modelo de ciudad que se quiere ser. “Nosotros no deseamos limitarnos a funcionar como una ciudad turística: también queremos ser conocidos en el mundo por la cultura, por el conocimiento, la creatividad, la innovación y el bienestar”. El alcalde destacó en este sentido la buena salud de la industria barcelonesa, así como su pujante sector servicios y la proyección internacional lograda gracias a numerosos eventos deportivos. “Los Juegos Olímpicos de 1992 nos cambiaron la vida para siempre, pero hemos seguido y tenemos la Barcelona World Race, Fórmula 1, el campeonato de MotoGP, el mundial de natación... Creo que no presentarnos a los Juegos de Invierno es un error”, apuntó en clara relación a la renuncia a presentar una candidatura para los Juegos de Invierno de 2022 ante la falta de apoyos.

Lógicamente, los 7,5 millones de turistas que recibe Barcelona cada año ayudan y mucho a que la ciudad funcione. Y también la buena acogida que tiene la marca Barcelona fuera de nuestras fronteras. “La ciudad genera simpatía en el extranjero. La gente quiere venir aquí a vivir, y eso es muy importante”, se congratuló Trias.

Pero los barceloneses también se sienten muy orgullos de la consolidación de la ciudad como hub biomédico. Trias, quien fuera consejero autonómico de Sanidad con el presidente Jordi Pujol, comparó este último hito (la apuesta constante en el tiempo por hacer de Barcelona una referencia en el sector biomédico) con uno de los imperativos que deben mandar hoy en la planificación de estrategias: la transición hacia la ciudad inteligente.

“Se trata de una apuesta a largo plazo, a 20 o 30 años vista. Queremos ser una referencia en smart cities, aunque nadie sepa todavía exactamente qué son... Hemos detectado una multiplicación de empresas pequeñas y medianas que vienen aquí para desarrollar negocios relacionados con los móviles y las tecnologías”, explicó.

Cuentas saneadas

No hay una fórmula mágica para explicar el éxito de Barcelona, “un oasis dentro de la crisis” en palabras de su primer edil. Pero, en su opinión, hay dos aspectos que son clave para explicar su protagonismo y su pujanza. “Primero, nosotros no hacemos ni haremos ni un euro de déficit. Y segundo, tomamos la decisión de pagar a los proveedores a 30 días. Eso da una imagen de mucha seriedad. También procuramos un ahorro bruto anual de al menos el 18% del presupuesto”, apuntó. De hecho avanzó que si los presupuestos municipales salen adelante, el consistorio podrá hacer inversiones por 426 millones de euros el próximo año. “Y si la oposición me hace caso, aún tendremos 100 millones más de la concesión de los parkings”, enfatizó.

“Montoro no me da ni un duro de más”

Parecía imposible que en un acto celebrado en Barcelona y con la participación de una personalidad política como es el alcalde de la ciudad no saliera en ningún momento a la palestra el agravio comparativo con otras comunidades autónomas.

El tema surgió cuando Xavier Trias estaba contando las bondades de su inversión en la promoción deportiva de la ciudad. “A mí muchas veces me dicen que pagar cuatro millones de euros todos los años para poder organizar una prueba del campeonato mundial de Fórmula 1 es un dineral. Y es cierto. Lo que pasa es que nosotros lo enfocamos no como un gasto, sino como una inversión. Según nuestros cálculos, estar en el circuito de la F1 nos reporta en torno a 260 millones de euros”, explicó el primer edil de la Ciudad Condal.

El dardo llegó a la hora de evaluar dicha repercusión. “Mantener la F1 aquí, como otros de los desembolsos que hacemos (puerto, aeropuerto), son inversiones importantes para la gente. No solo para Barcelona, sino para todo el país. Aunque luego el señor Montoro no me da ni un duro de más. Y no solo eso, sino que encima me sube el IVA”, se quejó el alcalde, arrancándole una carcajada a la audiencia.

Normas
Entra en El País para participar