Más del 83% del volumen negociado en junio corresponde a operadores de fuera de España
Monitor en la Bolsa de Madrid.
Monitor en la Bolsa de Madrid. EFE

Los extranjeros invierten 10.000 millones en la Bolsa en 11 meses

Desde el verano de 2012, España ha ido poco a poco zafándose del estigma del riesgo financiero. Las palabras en julio de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), que amenazó con sacar la artillería pesada para proteger al euro de los envites del mercado, alejaron a la deuda soberana del precipicio, y junto a ella al resto de activos financieros españoles.

Los extranjeros han apostado entre agosto de 2012 y el pasado junio 10.226 millones de euros de inversión neta (importe de las compras menos el de las ventas) en sociedades cotizadas españolas según los datos de Economía.

Para comprobar hasta qué punto cambiaron las cosas desde aquel verano basta con mirar las cifras de la primera mitad del año 2012. En mayo el Estado salió al rescate de Bankia y al mes siguiente se cerró el salvavidas europeo de hasta 100.000 millones para todo el sector financiero español.

La prima de riesgo llegó a rozar los 650 puntos básicos y el capital extranjero huía de casi cualquier producto que llevara apellido español. De enero a julio de 2012 salieron casi 3.000 millones netos extranjeros de la Bolsa española. Los inversores apretaron el botón de las ventas también durante 2011 cuando salieron 5.300 millones.

“Una vez abandonado el riesgo de ruptura del euro y gracias a las reformas, el mercado español se ha convertido en una oportunidad para los inversores extranjeros”, afirma Domingo García Coto, director del servicio de estudios de BME.

Los datos de Economía incluyen tanto operaciones del mercado primario (que incluyen las ampliaciones de capital) como del secundario, así como derechos de suscripción de acciones. Las cifras que publicará BME, previsiblemente a lo largo de esta semana, serán algo inferiores (de unos 8.200 millones de euros de agosto de 2012 a junio de 2013), debido a que solo incluyen operaciones en el secundario.

El Ibex fue de los índices europeos que más sufrió en la peor fase de la crisis financiera. Ahora, en el principio de la recuperación también está siendo de los más aventajados. En lo que va de año, sube un 18,6%. “El castigo para las cotizadas españolas había sido mayor ”, apunta Domingo García Coto.

Los grandes bancos de inversión ya han cambiado su perspectiva sobre España y sobre sus empresas cotizadas.

Por ejemplo, Morgan Stanley apuesta por BBVA, pues sería uno de los valores que más ventaja obtendría en un escenario de recuperación de España. Deutsche Bank considera que las inversiones extranjeras continuarán llegando al país en los próximos años y añade que será el dinero de fuera el que aporte el capital para nuevos proyectos. Royal Bank of Scotland (RBS) añade que la consolidación del sector financiero y del gasto regional contribuirán al regreso de los inversores extranjeros.

En todo caso, casi el 40% del valor total de las cotizadas está en manos de inversores extranjeros según los últimos datos publicados por BME correspondientes a cierre del pasado ejercicio. Además, alrededor del 80% del volumen que se mueve en la Bolsa es foráneo.

Los datos revelan que los extranjeros han ido elevando su participación en los últimos ejercicios. En 2008, movieron el 65,5% del volumen, en 2009 el 63,4%, en 2010 el 74%, en 2011 el 80,3%, en 2012 el 78,3% y durante el pasado mes de junio, el 83,4%.

Normas