José Poza, consejero delegado de Ibercom.
José Poza, consejero delegado de Ibercom.

Ibercom cuadruplicará sus ventas en 2015

Cuenta con 15.000 clientes

Ibercom,  operador global de telecomunicaciones para el mercado de empresas en España, ha puesto en marcha un ambicioso plan estratégico para el período 2013-2015 por el que prevé multiplicar por cuatro su facturación hasta alcanzar los 33,5 millones de euros en este último ejercicio.

José Poza, consejero delegado de esta empresa vasca, que cuenta con sedes operativas en San Sebastián y Madrid, ha repasado, en una entrevista con EFE, las perspectivas de la compañía, inmersa en una ampliación de capital de cuatro millones de euros.

Esta firma de telecomunicaciones, dirigida exclusivamente a empresas y dedicada a la distribución de servicios de internet, data center, voz y móvil, cuenta con 65 trabajadores en plantilla y unos 15.800 clientes en España.

Fundada en 1997 por cinco emprendedores en el local de una carnicería de Andoain (Gipuzkoa), donde los primeros servidores se colocaban en los frigoríficos de carne, la “teleco vasca” se ha convertido en sus 16 años de historia en el único operador global español de telecomunicaciones para empresas tras su entrada de lleno, el pasado mes de agosto, en el mundo de la telefonía móvil.

Ésta será precisamente una de las palancas en las que, según Poza, Ibercom prevé asentar su crecimiento con el que espera multiplicar por cuatro los 7,37 millones de euros de facturación de 2012 hasta alcanzar los 33,5 millones en 2015.

En cuanto a resultados, la compañía calcula pasar de los 99.000 euros de 2012 a 5,97 millones en 2015, ha señalado Poza, quien ha precisado que, en principio, Ibercom no tiene sobre la mesa planes de expansión o posibles adquisiciones empresariales, como hizo en su día con Loop Telecom o Tiscali Telecomunicaciones, aunque siempre “está abierta” a escuchar cualquier propuesta.

José Poza explica que Ibercom ofrece ya la denominada “factura única” a las empresas a las que proporciona desde una cuenta de correo electrónico hasta acceso a internet de cualquier tipo vía fibra o ADSL, data center para soluciones tecnológicas y almacenaje de datos, telefonía fija, voz IP y móvil.

La diferencia es que en Ibercom todo está concebido para las empresas ya que, según Poza, no tiene sentido que a una compañía se le ofrezca un “paquete de canales de televisión porque está dentro de la oferta”, cuando en realidad lo relevante es que nunca se caiga su ADSL y que el servicio técnico sea acorde a sus necesidades.

José Poza explica que la “apuesta” de Ibercom es “la calidad”, pese a lo cual afirma que “el precio no es una diferencia real, ya que un ADSL Ibercom puede ser un 15 o 20 %” más costosa que la ofrecida por un generalista.

Poza recuerda que Ibercom superó el pinchazo de la burbuja de las punto com, que en plena crisis ha salido a bolsa y que ha sabido buscar oportunidades para mantener un negocio, que indudablemente crece en cifras, pero que también ha visto como algunos de sus clientes han quebrado por la coyuntura económica.

José Poza asegura que Ibercom tiene un “gran potencial de crecimiento” ya que se dirige a un segmento, muchas veces “desatendido”, en un país en el que el mercado de las telecomunicaciones para pymes está valorado en 8.500 millones de euros anuales.

La empresa vasca no aspira de momento a la internacionalización pese a que acompaña a sus clientes en sus salidas al exterior, cada vez más frecuentes, en países como China, México o Colombia.

El consejero delegado de Ibercom, única empresa vasca que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), reconoce que en su contacto diario con las pymes no percibe una mejora en su situación, aunque sí detecta, en cambio, un “incremento del interés inversor en España”, que empieza a verse de nuevo, afirma, como una “oportunidad”. 

Normas