La Bolsa volverá a ser una buena opción para invertir en 2014
Vista general del panel del Ibex 35.
Vista general del panel del Ibex 35. EFE

Ibex, una opción para ganar hasta un 10%

Pese a la corrección de las últimas semanas, el Ibex acumula una revalorización del 18,4% en lo que va de 2013. A cinco semanas de que termine un año tan favorable para la Bolsa, los inversores piensan ya en el comportamiento de los mercados en 2014. El próximo año, la renta variable volverá a ser una de las mejores opciones en busca de rentabilidades en un entorno de bajos tipos de interés, con la esperada recuperación de la economía y con unas valoraciones aún bajas en términos históricos como grandes aliados, según los expertos. Eso sí, la mayoría de los analistas espera alzas más modestas que las de este ejercicio.

La mayoría de los analistas consultados cree que la Bolsa española volverá a ser más atractiva que el resto de plazas europeas en 2014, porque aún está muy lejos de sus máximos. “La renta variable nacional ha sido duramente penalizada y cotiza con un cierto descuento frente a la de sus homólogos europeos”, afirma Javier Urones, analista de XTB. Discrepa Martínez Campuzano, quien espera “subidas de las Bolsas del 15% a nivel mundial y de las europeas por debajo del 10%. A partir de hora, el Ibex tendrá una mayor correlación que en el pasado reciente frente al resto de las Bolsas de la zona euro”, afirma.

El pronóstico más optimista para el selectivo es el de Urones, quien cree que el Ibex podría finalizar 2014 por encima de los 12.000 puntos. Por su parte, Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, piensa que los 11.000 puntos podrían ser el precio objetivo para el selectivo en 2014. La mayoría de los expertos consultados maneja alzas para el Ibex en el próximo año de entre el 5% y el 10%.

En cuanto a los sectores más interesantes para el inversor, Pingarrón afirma que “apostaríamos por carteras mixtas y equilibradas. Incluiríamos una constructora (Sacyr, FCC, Ferrovial), un banco (BBVA, Bankinter) y valores como Grifols, Técnicas Reunidas, IAG, Amadeus, Jazztel... Creo que en Bolsa española hay excelentes oportunidades de cara al próximo ejercicio”.

Muchos de estos valores se repiten en las preferencias de otros analistas. Así, Urones afirma que le gustan tres sectores especialmente:“el de materiales básicos (Acerinox,ArcelorMittal), telecomunicaciones (Telefónica) y construcción (solo aquellas compañías que han controlado sus niveles de deuda como ACS y OHL)”.

Jaime Medem Mac-Lellan, de la dirección de gestión de patrimonios de Mirabaud, apuesta por grandes valores que puedan beneficiarse de la mejora en la economía mundial como Telefónica y BBVA y también le gustan “empresas con una importante ventaja competitiva (Amadeus y Grifols), con alta visibilidad de ingresos (Técnicas Reunidas, Ebro Puleva) y aquellas que empiezan a ver un escenario de recuperación en su sector mucho más sólido (Acerinox, Arcelor Mittal, Banco Popular)”.

A la hora de buscar claves en la marcha de los mercados para 2014, si hay algo que no variará con el cambio de año es que los inversores seguirán muy atentos a las políticas de los bancos centrales. En este sentido, la retirada gradual de estímulos de la Reserva Federal (Fed, según sus siglas en inglés) centrará todas las miradas. Los analistas sitúan en febrero o marzo el comienzo del tapering (la retirada de estímulos), que la próxima presidenta de la entidad, Janet Yellen, ha ligado a una recuperación sólida de la economía estadounidense.

La inyección masiva de liquidez en el sistema por parte de la Fed ha impulsado a las Bolsas en los últimos meses, por lo que su retirada podría provocar inquietud inicial en los mercados. Por eso, Juan José Fernández-Figares, analista de Link Securities, afirma que “no descartamos una corrección de la renta variable mundial en el primer trimestre de 2014, cuando se comience a descontar el inicio del proceso de retirada de estímulos por parte de la Reserva Federal. Aprovecharíamos estos recortes para incrementar posiciones en renta variable”.

A la retirada de estímulos de la Fed se suman como posible nuevo foco de tensión las negociaciones en Estados Unidos entre demócratas y republicanos para aprobar un nuevo presupuesto y volver a elevar el techo de deuda antes del 15 de enero y del 7 de febrero, respectivamente. Las dudas sobre la capacidad de Portugal para volver a financiarse en los mercados tras terminar su rescate y la más que probable tercera asistencia a Grecia también pueden contribuir a un comienzo de año volátil en los mercados.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) también condicionará el devenir de las Bolsas con sus decisiones. La perspectiva de un entorno prolongado de bajos tipos de interés (ahora en el mínimo histórico del 0,25%) otorga a la renta variable más atractivo frente a otras opciones de inversión. Para Fernández-Figares, uno de los factores que influirá en el buen comportamiento de las Bolsas es precisamente “la falta de alternativas para el inversor al estar la renta fija muy cara y ofrecer los bancos rentabilidades muy bajas a los depositantes”. También tendrán eco en los mercados los test de estrés a la banca europea o las posibles nuevas medidas extraordinarias para impulsar el crecimiento que podría adoptar el organismo presidido por MarioDraghi.

“Hasta ahora, las Bolsas se han visto impulsadas por la elevada liquidez proporcionada por los bancos centrales, pero ese motor de subidas bursátiles debe ir siendo sustituido por el de los resultados empresariales”, afirma Natalia Aguirre, analista de Renta 4, que aporta así la otra gran clave para 2014. El próximo año debería ser el de la confirmación de una recuperación económica apenas esbozada en el tercer trimestre de 2013, por lo que la aceleración de la economía está llamada a ser el principal aliciente para nuevas subidas bursátiles.

Diego Jiménez–Albarracín, analista de Deutsche Bank, explica que“creemos que las empresas españolas, sobre todo las que tienen una presencia más global, van a mejorar sus estimaciones.En especial, a final de año. Con este escenario, con mejores datos económicos, más confianza y un esfuerzo fiscal que está siendo premiado por los inversores, sigue habiendo mucho recorrido en el Ibex”.

No obstante, también hay sombras en el horizonte como la elevada tasa de desempleo, freno para el consumo interno. Mirabaub establece como objetivos para 2014 “la recuperación del consumo interno, el mantenimiento de los niveles de exportación, la consolidación del cambio de tendencia observada en el mercado laboral, la continuidad en el proceso reformista del Gobierno y el inicio de la vuelta del crédito a familias y pymes”.

Normas