Participa en cinco proyectos en fase de comercialización
El equipo de B-Able.
El equipo de B-Able.

B-Able acerca el conocimiento científico y la I+D a la empresa

En un momento en el que los científicos optan por abandonar España para avanzar en sus investigaciones en otros países y forjarse un futuro laboral, empresas como B-Able buscan acercar sus trabajos al mundo empresarial.

B-Able se puso en marcha en 2008 con el objetivo de transformar el conocimiento científico que se obtiene en España en una realidad empresarial. “Nos dimos cuenta que hay investigaciones y conocimiento científico en nuestro país que es muy bueno pero que no llega a la sociedad y no se rentabiliza, con lo que pierde la sociedad, que no lo disfruta, y pierde los investigadores por no poder rentabilizar su trabajo”, afirma Almudena Trigo, cofundadora de la compañía, que se adentró en el mundo de la empresa tras años dedicada a la investigación como ingeniera de telecomunicaciones y darse cuenta de que “lo que haces tiene que servir para algo concreto”.

La compañía participa en proyectos empresariales donde existe ya la tecnología pero aún no se ha lanzado comercialmente, pre-seed capital. Una circunstancia que exige unos retornos de inversión más tardíos y una mayor acompañamiento por parte de los inversores. “Intentamos llevar a las empresas a un punto en el que sean atractivas para los inversores”, afirma Trigo.

En la actualidad participa en cinco proyectos en pleno lanzamiento empresarial y que ya comercializan sus productos en el mercado y compiten a nivel internacional, en los que participan junto a los investigadores, los centros de investigación y las universidades “en un porcentaje que varía en función de cada proyecto”, apunta la cofundadora de la empresa, que aclara que además favorece la creación de empleo cualificado y “un desarrollo laboral interesante que repercute en el “crecimiento constante de la I+D en España”.

Cinco proyectos que abarcan sectores como la nanotecnología, los materiales avanzados, la fotónica, microelectrónica, biotecnología industrial y tecnologías TIC y que se reflejan en empresas como Xerolutions, que desarrolla aislantes térmicos y supercondensadores, o Ad Particles, que fabrica filtros solares que más tarde utilizan las empresas de cosméticos.

También participa en Next-Tip, un fabricante de sondas que permite mejorar el control de calidad en el desarrollo de productos como el grafeno, y en la plataforma de tecnología acústica AWSensor. Son productos que “no están dirigidos al usuario final sino a las industrias”, destaca Trigo, con la excepción del buscador Shot & Shop, que ha desarrollado una app para que el usuario pueda buscar con tan solo una fotografía el modelo de bolso o zapato deseado.

La empresa confía además en cerrar a comienzos de 2014 las rondas de financiación para tres de estos proyectos, que se complementan con otros aún en fase de desarrollo. “Cada año evaluamos más de 100 tecnologías distintas. España tiene muy buena investigación y es posible sacar empresas de éxito al mercado”, aclaran.

Normas
Entra en El País para participar