Nace Deudae, una plataforma para compensar deudas
Francisco Amián Virgili, consejero delegado de Deudae.
Francisco Amián Virgili, consejero delegado de Deudae.

El nuevo Facebook para cobrar facturas impagadas

Con el grifo de la financiación de las entidades bancarias cerrado, las facturas impagadas se acumulan en los cajones de autónomos y pequeñas empresas a la espera de que sus deudores puedan solventar su pago. De media, tardan 180 días.

Para solucionar este problema, un grupo de inversores que proviene de los sectores financiero y tecnológico ha puesto en marcha Deudae, una herramienta para compensar deudas destinada a autónomos y micropymes. “Para ellos, la solución es la compensación de deudas, al permitir que paguen lo que deben con lo que a ellos les deben”, afirma Francisco Amián, consejero delegado de la firma.

La plataforma funciona como una red social donde los autónomos y micropymes se dan de alta, de forma gratuita, y suben las facturas que les adeudan, explicando quién es el deudor y el importe al que asciende la factura. Acto seguido, el sistema envía una solicitud para que el deudor se dé de alta en la web y confirme la existencia de esa deuda. Aquí arranca el proceso con el cual se podrán saldar las cuentas de manera rápida y amistosa. La información nunca va a ser visible para el resto de los usuarios de la plataforma: solo la conocen las dos partes implicadas. “Nadie más tendrá acceso a tu información”, recalca Amián, que destaca que la empresa ha contratado a Amazon para gestionar sus servidores.

Deudae funciona de una forma similar a Google+, la red social del gigante tecnológico estadounidense, que relaciona a usuarios a través de círculos.

La plataforma de compensación utiliza un algoritmo, diseñado por expertos del departamento de Matemáticas de la UNED, que busca en todas las facturas subidas a la plataforma relaciones que puedan llevar a compensar una deuda. En esencia, es la misma fórmula que utiliza la Agencia Tributaria con un contribuyente. Si una empresa debe 1.000 euros a la Agencia Tributaria y esta a su vez le adeuda 500 euros, los saldos se compensan y la compañía habrá de ingresar tan solo 500 euros. Lo que cambia en el caso de Deudae es que esta plataforma es capaz de establecer relaciones no solo bidireccionales sino con terceros.

Así, si el propietario de una tienda de moda le debe 5.000 euros a su proveedor de ropa y este a su vez le adeuda otros 5.000 euros a una empresa informática, que, a su vez, le debe esa misma cantidad al propietario de la tienda de moda que inició la cadena, Deudae será capaz de encontrar la conexión entre todos ellos y eliminar por tanto las deudas de cada uno. Aunque no hay intercambio de dinero en efectivo, se han eliminado deudas por un total de 15.000 euros.

La herramienta ayudará a sanear los balances de las pymes y los autónomos, lo que les permitirá acceder con más facilidad al crédito, y además también reducirá los larguísimos plazos de cobro de facturas que existen en España. Desde Deudae, admiten que el primer paso será la compensación pero también estudian formas de acercar el crédito a las micropymes y autónomos.

Amián reconoce que el sistema requiere de “una masa crítica de empresas y autónomos” para que el algoritmo pueda encontrar puntos de conexión pero confía en alcanzar unos 50.000 usuarios en el plazo de un año.

Si tras una de esas búsquedas la plataforma logra conectar empresas que pueden compensar sus deudas, las avisa y se realiza la compensación, de la que Deudae cobra en efectivo un 3% del total. A cambio, se envía al cliente un certificado para avalar la compensación y finalizar el proceso, auditado por KPMG.

“Es un proceso muy transparente en el que el cliente se beneficia, beneficiando también a los demás”, apunta el consejero delegado de Deudae. El procedimiento de la compensación de deudas se realiza ya dentro del sector financiero, que dispone de cámaras de compensación, pero “para las pymes españolas no hay nada similar en este momento”.

Hasta ahora, los pequeños empresarios tenían que esperar para cobrar sus facturas impagadas a que el deudor pagara o utilizar la presión de gestores de cobro como el Cobrador del Frac. Empresas que solo actúan cuando la deuda supera los 1.000 euros y que cobran comisiones de entre el 20% y el 35%, en función de si se resuelve por la vía amistosa o si se acaba recurriendo a la justicia.

Conversaciones con la Administración

Los fundadores de Deudae están en conversaciones con las distintas Administraciones públicas. Y es que son estas las que en ocasiones más tardan en abonar sus facturas.

En concreto, la Administración paga de media a 141 días en 2012, según datos de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, que situó en 93 días el plazo medio de cobro de las ventas a empresas el año pasado. “La Administración sería nuestro principal cliente”, destaca Francisco Amián, que asegura que “Deudae reduce la deuda del sistema y la Administración es el mayor deudor”.

El objetivo final de los fundadores de Deudae es que la plataforma se convierta en una herramienta de tesorería para las empresas, que facilite y acelere los cobros y los pagos.

Normas