La autoridad monetaria estudia cobrar a la banca por los depósitos
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. Ampliar foto
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFE

El Ibex pierde los 9.600 en medio de rumores de más medidas del BCE

El dato de IPC en EE UU y de ventas minoristas, junto a los insistentes rumores acerca de que el Banco Central Europeo (BCE) situará los tipos de interés de depósito en terreno negativo, han permitido a la Bolsa española contener las caídas. El Ibex, que no hace mucho peleaba por amarrar los 10.000 puntos, lucha ahora por no perder el 9.500 y está en el nivel más bajo desde principios de octubre. Al final, el selectivo ha cerrado con una caída del 0,73%, que le sitúa en 9.559,5 puntos.

El saldo de la jornada, no obstante, podría haber sido más desfavorable, ya que el Ibex ha llegado a perder más de un 1% hasta que han saltado las especulaciones sobre nuevas medidas del BCE. Según la agencia Bloomberg, la autoridad que dirige Mario Drahgi está valorando la posibilidad de situar los tipos de interés de los depósitos en negativo, es decir, cobrar a la banca por el pasivo depositado en las arcas de la autoridad monetaria. Fuentes citadas por Bloomberg aseguran que estos podrían pasar del 0% actual al -0,10% y añaden que la medida podría anunciarse en la próxima reunión del 5 de diciembre.

Pero al margen de estos persistentes rumores las dudas siguen dominando la renta variable europea, y las palabras de Ben Bernanke, el todavía presidente de la Reserva Federal estadounidense, y su sucesora, Janet Yellen,  no parecen ser suficiente aliciente. Al menos de momento. Tampoco han aportado grandes novedades, más allá de descartar que los tipos vayan a subir: la Fed va a mantener la política de estímulos tanto tiempo como sea necesario, aunque reduzca el programa de compras de deuda. La publicación hoy de las actas de la última reunión de la autoridad monetaria estadounidense puede aportar algo de claridad al entorno.

En el lado macro, se ha dado a conocer el dato de ventas minoristas en octubre en Estados Unidos, que ha sido mejor de lo esperado: han aumentado un 0,4% en octubre, más de lo esperado, tras la caída de septiembre. En cuanto al IPC estadounidense, bajó un 0,1% en octubre, fundamentalmente por la caída del precio de las gasolinas, y la inflación interanual se sitúa en el 1%, lo que vuelve a azuzar el miedo a la deflación y da argumentos a quienes opinan que la política monetaria de estímulos se mantendrá durante algún tiempo.

Las constructoras (especialmente) han sido los más perjudicados. Sacyr ha perdido un 3,9% (el martes ya sufrió una caída del 7,87%), FCC se ha dejado un 3,37%, OHL un 2,9% y Acciona un 2,8%. Indra ha bajado un 3,02%, mientras que Popular y Sabadell se han depreciado un 2,5%. En positivo solo han finalizado ArcelorMittal que avanza un 1,04%, IAG, que se revaloriza un 0,9%, y CaixaBank que ha mejorado un 0,64%.

"Creemos que serán los bancos centrales los que terminarán por inclinar la balanza, facilitando que las bolsas retomen la tendencia alcista", aseguran los expertos de Link Análisis. "Cuando quede meridianamente claro que la Fed no va a comenzar a retirar estímulos este año [...] y el BCE deje de amagar y anuncie definitivamente nuevas medidas para impulsar la debilitada economía de la zona euro, creemos que los mercados se animarán".

En el mercado de divisas, el euro, que por la mañana cotizaba estable por encima de los 1,35 dólares, se precipitó por debajo de esta barrera nada más saltar los rumores sobre el BCE. Al cierre del mercado de acciones, la moneda europea cotizaba en 1,345, tras perder un 0,52%.

La deuda española sigue en calma, con la rentabilidad del bono a 10 años en el entorno del 4,1%, con la prima de riesgo  en los 236 puntos básicos.

IBEX 35 8.404,90 -0,04%
Normas
Entra en El País para participar