En octubre el IPC descendió una décima

La inflación de EE UU baja al 1%, mínimos de 2009

Las presiones deflacionistas no solo amenazan a Europa sino que se extiende a EE UU. El IPC estadounidense descendió un décima en octubre respecto a septiembre, según la información proporcionada por el Departamento de Trabajo. En tasa interanual la inflación se sitúa en el 1%, su nivel más bajo desde octubre de 2009.

El Gobierno estadounidense destaca que los precios de la energía descendieron un 1,7% en el décimo mes del año y la caída del 2,9% experimentada por el precio de la gasolina fue la principal causa de la bajada del índice general.

Entre el resto de componentes el comportamiento fue variado, ya que mientras que los precios de la electricidad aumentaron una décima, los del fuel oil descendieron seis décimas y los del gas natural un 1%.

Por su parte, los precios de la alimentación aumentaron en una décima, después de haberse mantenido estables en septiembre, y la inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, subió un 0,1% por tercer mes consecutivo.

En concreto, el precio de la vivienda aumentó una décima, su menor incremento desde diciembre de 2012, y también repuntaron las tasas aéreas, el ocio y los camiones y los vehículos usados. Por el contrario, los precios de la atención sanitaria se mantuvieron sin cambios y descendieron los de los vehículos nuevos, la moda y el mobiliario y las reformas.

La inflación subyacente se incrementó un 1,7%, mientras que los precios de la alimentación aumentaron un 1,3% y los de la energía descendieron un 4,8%, su mayor caída desde julio de 2012.

Estos datos vienen a corroborar la idea de que la Fed todavía tiene margen para continuar con su programa de estímulos y aleja así el fantasma de la inflación, argumento al que se acogían los miembros más conservadores del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal para proceder a la disminución del programa de compra de bonos fijado actualmente en los 85.000 millones de dólares.

Normas