Blogs por Alexis Ortega

"Le calme rentre dans mon coeur"

"Le calme rentre dans mon coeur"

Este pasaje de la obra “Ifigenia en Táuride” puede ser considerada como el más perfecto ejemplo de la escuela operística de Gluck y de la importante función que reservaba a la orquesta en el curso de la acción dramática.

Mientras el personaje de Orestes canta en la ópera "Le calme rentre dans mon coeur", la orquesta muestra una agitación que es incompatible con el texto del aria. Si oyen el pasaje podrán comprobar como las violas (Alto), muestran un ritmo repetitivo e incisivo que rompe la línea melódica de los violines y, sobretodo, la del cantante.

Por un lado, el texto y la melodía del cantante nos cuentan lo que Orestes quiere que oigamos. Quizás una falsa tranquilidad. Por otro lado, la orquesta nos quiere reflejar sus sentimientos reales. ¿Quizás está nervioso o tiene miedo? Las violas podrían reflejar el sonido de su corazón que parece latir con fuerza e incluso tener una leve arritmia [1]. ¿A quién creer?

Durante los ensayos para el estreno en París de la obra el 18 de mayo de 1779, el barítono Henri Larrivée, que interpretaba el papel, no pudo entender el pasaje y dejó de cantar nada más empezar su ejecución, a lo que el compositor gritó, furioso: "¿No ves que está mintiendo? Adelante, adelante, que acaba de matar a su madre"

Los mentirosos reconstruyen la realidad, los que dicen la verdad simplemente la describen. La realidad, y su enorme complejidad, es el gran problema que los hombres no hemos sabido nunca resolver.

Mentir, o lo que es lo mismo, construir una realidad alternativa es siempre deficiente. Siempre se nos escapará algo que descubrirá la estructura de cartón piedra que hay debajo de nuestra versión alterada de la realidad. Tras una palabra, un gesto, un enunciado puede aparecer la falsa tramoya con la que se sostiene lo que nunca fue o fue/es de otra manera.

Los que dicen la verdad, solo describen lo que pasó y la complejidad de la realidad se vuelve enormemente más fácil de manejar. No hay que explicarla, saber cómo funciona o entenderla (que es donde está realmente la dificultad de la realidad), solo describirla.

Se nos dice que la economía está recuperando, y fiel reflejo de ello son unos mercados bursátiles en niveles record históricos. Pero la confianza de la población está todavía en niveles equivalentes a los de cualquier recesión en los últimos 40 años, los bancos centrales no parecen encontrar final a las medidas de “flexibilización cuantitativa” posponiéndolo constantemente a medida que nos acercamos a la fecha prevista o fían el final de las políticas de ZIRP [2] a 1-2 años vista.

Recientemente el BCE redujo sorpresivamente los tipos de interés a su mínimo histórico, preocupado por el riesgo de deflación, indicándonos incluso que “los padres fundadores” realmente fijaron un objetivo de inflación “algo debajo pero cerca del 2 %”. Parece ser que había tres razones para ello. Quedándonos solo con la primera de éstas razones, se habla de “posibles errores de medición” en los datos de la inflación armonizada (¿?). “[…] En otras palabras, usted puede tener una situación en la que piensa que está en el 1% de inflación, pero, resulta que está al -2%”. No deja de ser curioso que se reconozca que el único indicador clave de la gestión del BCE, pueda tener tales defectos de cálculo.

Mientras tanto al otro lado del Atlántico, la FED se guía, para analizar la situación del mercado laboral, casi en exclusiva por la tasa de paro que, por el contrario, presenta más que evidentes fallas a la hora de estimar la verdadera salud del mismo (que no está compuesto solo por parados sino también por empleados). La economía americana ha perdido casi 5 puntos porcentuales de empleo sobre población (algo más de 10 millones de personas) y las mejoras observadas en la creación de empleo solo han servido para dar trabajo (de manera neta) a los que entran en el mercado pero no a los que lo abandonaron con la crisis. El ratio empleo sobre población apenas ha variado desde su desplome a inicios del 2007.

Todo ello ha sido compatible con la caída de 2,7 puntos de la tasa de paro (ayudado por una tasa de actividad que también se desploma) y se acerca ya al objetivo del 6,5% [3]. Mientras tanto, las cifras de solicitantes al programa FNSP de ayuda para la alimentación (conocido más más popularmente como “Food Stamps”) no han hecho más que aumentar cada año hasta acumular 20 millones de personas más desde que se inició la crisis [4]. Una reciente encuesta de Gallup indicaba que un 20% de la población adulta tuvo problemas económicos en el último año para dar de comer a su familia. Algún medio de comunicación ya ha empezado a hablar de una “crisis de hambre” en Estados Unidos [5].

Para colmo, el New York Post difundía ayer la noticia de una posible manipulación de los datos de empleo a un mes de la elecciones del 2012. Recordemos que dicha cifra fue puesta en duda por Jack Welch (expresidente de General Electric) nada más conocerse la misma [6].

Dragui se ha venido reuniendo en éstas últimas semanas con los banqueros europeos para comunicarles el modo en el que se publicarán los resultados del ejercicio de evaluación y los detalles de la metodología de la prueba de resistencia (los tristemente conocidos, por infectivos, Stress Test). El BCE examinará a casi 130 bancos europeos, de ellos 16 españoles, 24 alemanes, 13 franceses, 15 italianos, 4 griegos, 7 holandeses y 4 portugueses.

Estos no son los primeros y baste recordar que España realizó tres pruebas de éstas, con resultados alentadores pero ello no evitó que fuera intervenido su sector financiero en el verano del 2012. Chipre en las pruebas de stress de junio de 2011 sacó muy buena nota. Su Ministro de Economía indicó “Se elimina cualquier posibilidad de que exista la necesidad de que Estado tenga que apoyar a los bancos en Chipre”. Solo 20 meses más tarde, Chipre es rescatada con 17.000 Mill.€. (10.000 Mill. para la banca y 7.000 Mill. para rescatar al gobierno chipriota). Las necesidades de la banca son cinco veces superiores a las determinadas por los test de estrés en los escenarios más adversos (que no llegaron a materializarse) y se propuso que los depositantes perdieran parte de su dinero aunque estuviera cubierto por un fondo de garantía (al final se consiguió que se respetara el límite de los 100.000 €).

Otro tanto se nos dicen de la banca americana. A la que se considera totalmente saneada. Pero que al igual que la europea, apenas da crédito, su cotización en bolsa en conjunto esta un 35% por debajo de los niveles del 2007, mientras que el resto de sectores se sitúan en máximos históricos (un 30% por encima de los niveles de 2007). El crédito comercial, excluido los concedidos por instituciones educativas y el Gobierno Federal, no ha alcanzado los niveles del 2007 a pesar de la fuerte inyección de liquidez realizada por la FED en el sector [7].

Estos no son más que unos ejemplos, podríamos encontrar más disonancias entre los que nos dicen y lo rápido que late sus corazones.

Al igual que Henri Larrivée en los ensayos previos al estreno de “Ifigenia en Táuride”, no podemos entender lo que pasa y cuando nos quedemos perplejos ante la situación que tenemos delante, vamos a necesitamos a un nuevo Gluck, que furioso nos grite: "¿No ves que están mintiendo? Adelante, adelante, que acaban de matar a la economía

NOTAS:

[1]. Una pequeña salvedad, para los más precisos. He puesto la partitura original del inicio del pasaje, pero en la actualidad (la manera en la que se interpreta en el versión del enlace) el ritmo de las violas muestra 2 sincopas, en vez de una (como en la partitura original de 1779), de la siguiente manera:

[2]. ZIRP: Zero Interest Rate Policy.

[3]. Recordemos que el nivel de tasa de paro del 7,0% marcaría el final de las políticas de QE y el 6,5% el final de las ZIRP. Algún destacado miembro del FOMC ha insinuado ya la posibilidad de trasladar este último objetivo del 6,5% al 6,0% e incluso al 5,5%.

[4]. Se nos dice que se han creado 6,6 millones de empleos (hasta julio de 2013) desde los mínimos de febrero de 2010 pero los perceptores de Food Stamps” en ese mismo periodo se han incrementado en 8 millones

[5]. Reuters del 12/09/2013: “Four years after recession, many in U.S. still fight hunger: poll” y MSNBC del 30/10/2013: “America’s new hunger crisis”.

[6]. Ver http://nypost.com/2013/11/18/census-faked-2012-election-jobs-report/

[7]. “La prueba de fuego de una buena operación de saneamiento (financiero) es la pronta regeneración de la función del crédito y la capacidad de atraer inversores fuertes que aseguren un futuro sostenible. Si no se consiguen estos objetivos entonces las medidas adoptadas no eran las que requerían la situación y entonces es necesario volver a comenzar, aplicando una estrategia diferente. (Aristóbulo de Juan “Enseñanzas de la patología bancaria y su aplicación en España” Conferencia en la Universitat de València en Octubre de 2010).

Comentarios

Great! amigo. Me ha encantado el artículo. Yo no tengo datos para corroborar o desmentir nada. Sólo mi percepción de que las cosas no están bien. También soy economista y algo puedo intuir. Como que si nos vemos obligados a volver a realizar ajustes, aquí no hay demanda que crezca y por mucho que exportemos no habrá crecimiento suficiente para bajar el paro. Me gustaría pensar que tanta diversidad de opiniones se debe a que estamos en un "turning point" donde no sabemos realmente si subimos, bajamos o nos hemos quedado quietos. Ojalá subamos, pero mucho me temo que se está vendiendo la piel de oso antes de cazarlo.
Normas