La divisa toca los 900 dólares impulsada por su auge en China
Bitcoin: los reguladores de EE UU le dan su bendición

Bitcoin: los reguladores de EE UU le dan su bendición

El bitcoin se ha convertido una vez más en una presa fácil para la volatilidad extrema. La divisa virtual tocó durante la jornada de ayer los 900 dólares, según la plataforma de intercambio Mt.Gox, si bien después moderó su escalada hasta situarse en los 730 dólares, un descenso de casi el 20% en el intradía. En lo que va de año, el bitcoin se ha revalorizado un 5.300% y se sitúa muy lejos de los 13,5 dólares a los que se cambiaba a finales de 2012.

¿Qué causas justifican esta volatilidad? En octubre, las autoridades de EE UU clausuraron uno de los mayores supermercados de internet, Silk Road, en el que desde 2011 más de 150.000 usuarios habrían comercializado todo tipo de productos, estupefacientes incluidos. El cierre del conocido como eBay de la droga supuso la detención de su administrador, Ross William Ulbricht, y la incautación de bitcoins por importe de 3,6 millones de dólares, unos 2,6 millones de euros.

Desde entonces se han producido varios robos en plataformas de monederos virtuales (wallets) por defectos en el sistema, lo que ha puesto de nuevo en cuestión la seguridad del sistema, que al ser descentralizado carece de un regulador como puede ser el BCE o la Fed estadounidense, y que al mismo tiempo ha reducido el número de bitcoins que hay en circulación en el mercado.

Esta semana, los internautas estaban pendientes de la celebración de una ponencia en el Senado de los Estados Unidos sobre los riesgos, amenazas y promesas de las divisas virtuales que contó con la intervención de representantes del Tesoro estadounidense, así como del presidente de la Fed, Ben Bernanke. Los expertos advirtieron del uso del bitcoin para el blanqueo de capitales pero al mismo tiempo dieron alas al optimismo de una parte del mercado al reconocer el potencial que tiene esta divisa como alternativa como sistema de pago. Así, Bernanke declaró que “hay áreas en las que puede ser prometedora a largo plazo, sobre todo si las innovaciones que realizan son más rápidas, seguras y promueven un sistema de pago más eficiente”.

La bendición de las autoridades estadounidenses ha coincidido además con la decisión de varios organismos de China y Hong Kong de no regular las divisas virtuales tras reconocer que se escapan de sus competencias. Un interés que está ligado al auge del bitcoin en el país asiático, donde la plataforma de intercambio de divisas BTC China cerró hace unas semanas una ronda de financiación de cinco millones de dólares en la que entraron fondos como Lightspeed China Partners y Lightspeed Venture Partners. Un impulso que se ha visto reforzado además por el crecimiento del número de empresas chinas que aceptan el pago a través de esta divisa, entre las que se encuentra una filial de Baidu, la web más vista en el país asiático con más de 530 millones de usuarios únicos mensuales.

Pese al impulso dado por EE UU, el protocolo que sustenta al bitcoin no está exento de polémica. Una reciente investigación sobre la divisa afirma que el propio sistema que genera los bitcoins, mining, estaría sujeto a un posible monopolio por parte de aquellos mineros que lo realizan, que estarían agrupándose para obtener mayores rentabilidades.

Inversión de alto voltaje no apta para conservadores

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, alabó este lunes el papel del bitcoin como sistema de pago pero lo cierto, es que la divisa se ha convertido en un valor refugio para inversores con alto perfil de riesgo que creen en su futuro potencial. Un potencial ligado a que en 2140 ya no se pondrán en circulación nuevos bitcoins, según el algoritmo creado por Satoshi Nakamoto, seudónimo que utiliza el promotor de esta moneda virtual descentralizada.

En la actualidad hay unos 12 millones de bitcoins en circulación, por lo que a un precio de 700 dólares por unidad, su importe asciende a 8.400 millones de dólares, unos 6.200 millones de euros. La fuerte revalorización del bitcoin en lo que va de año contrasta con la caída de materias primas, con las que comparte el hecho de tener una oferta limitada y estar sujeto a una demanda volátil. Así, el precio del oro retrocede desde enero casi un 24%, la cotización de la plata se deja un 33%, el maíz retrocede un 40,7% y el café un 26,6%. Mientras que índices bursátiles como el tecnológico estadounidense Nasdaq suben un 30% en el año y el Dax acumula un alza del 20,7%.

Como método de pago, el número de empresas que aceptan el pago a través de bitcoins es cada vez mayor, aunque sigue siendo reducido y minoritario. Además, tiene que competir con plataformas como PayPal, que procesa casi ocho millones de pagos cada día a través de sus servidores y que en 2012 ascendieron a 145.000 millones de dólares.

Normas