La compañía busca una solución para su deuda
José María Castillejo, presidente de Zinkia, posa con Pocoyó.
José María Castillejo, presidente de Zinkia, posa con Pocoyó. EFE

Zinkia lanza un 'profit warning': este año no cumplirá sus previsiones

 La productora Zinkia, creadora de Pocoyó, ha advertido hoy a sus inversores de que “no será posible alcanzar las cifras previstas” de resultados económicos para este año tras la presentación del concurso de acreedores.

La productora señala en un comunicado enviado a la CNMV que “continúa sus negociaciones con los acreedores para procurar la refinanciación de la deuda de la compañía”.

Tras la presentación del concurso, “la evolución del negocio y de algunos contratos y proyectos, se ha visto impactada”, lo que hace “difícil prever su fecha de clarificación”.

En la presentación de los resultados semestrales, Zinkia señaló que esperaba un “aumento considerable de la facturación de la compañía basada en la entrada de Pocoyó en nuevos mercados y el desarrollo de nuevas contenidos y marcas audiovisuales” para este año y los siguientes.

La semana pasada, Zinkia anunció la semana que no pagaría los intereses y el principal de la deuda que le vencía. La emisión, colocada hace dos años entre inversores minoristas, tiene un saldo en circulación de 2,238 millones de euros.

La compañía entró en preconcurso de acreedores el último día de octubre, después de ser incapaz de colocar una emisión de deuda necesaria para paliar sus graves problemas de tesorería. Tras la solicitud de preconcurso, la empresa convocó una junta de obligacionistas en la que quería plantear una prórroga del vencimiento de las obligaciones hasta 2015. Sin embargo, dicha junta no alcanzó el quórum necesario.

La empresa espera plantear la prórroga en el pago de las obligaciones en la junta, cuya segunda convocatoria tiene fecha del 9 de diciembre de 2013.

Zinkia anunció a principios de octubre la colocación de 7,78 millones de euros en deuda a tres años con un tipo de interés del 11%. Una emisión que acabó renunciando a realizar al no contar con el respaldo de los inversores: "una vez finalizado el periodo de suscripción [...] se informa que Zinkia ha decidido renunciar a la emisión".

Tras reconocer la existencia de problemas de tesorería en la empresa, su fundador, José María Castillejo, aseguró que Pocoyó es una “marca mundial en audiencias digitales” y la que más “visionados tiene en el mundo”. “El negocio de Pocoyó es muy potente porque hay un negocio sensacional, pero hace falta financiación y es lo que estamos buscando ahora mismo”, reconoció entonces.

Normas