A la espera de la junta de obligacionistas
Imagen de la salida a Bolsa de Zinkia.
Imagen de la salida a Bolsa de Zinkia.

Pocoyó, moroso: la empresa deja de pagar su deuda con los inversores

Zinkia, la empresa propietaria del popular personaje infantil Pocoyó, ha anunciado hoy mediante un comunicado a la CNMV que deja de pagar los intereses y el principal de la deuda que le vencía hoy martes. La emisión, colocada hace dos años entre inversores minoristas, tiene un saldo en circulación de 2,238 millones de euros.

La compañía entró en preconcurso de acreedores el último día de octubre, después de ser incapaz de colocar una emisión de deuda necesaria para paliar sus graves problemas de tesorería. Tras la solicitud de preconcurso, la empresa convocó una junta de obligacionistas en la que quería plantear una prórroga del vencimiento de las obligaciones hasta 2015. Sin embargo, dicha junta no alcanzó el quórum necesario.

La empresa espera plantear la prórroga en el pago de las obligaciones en la junta, cuya segunda convocatoria tiene fecha del 9 de diciembre de 2013.

Zinkia anunció a principios de octubre la colocación de 7,78 millones de euros en deuda a tres años con un tipo de interés del 11%. Una emisión que acabó renunciando a realizar al no contar con el respaldo de los inversores: "una vez finalizado el periodo de suscripción [...] se informa que Zinkia ha decidido renunciar a la emisión".

Tras reconocer la existencia de problemas de tesorería en la empresa, su fundador, José María Castillejo, aseguró que Pocoyó es una “marca mundial en audiencias digitales” y la que más “visionados tiene en el mundo”. “El negocio de Pocoyó es muy potente porque hay un negocio sensacional, pero hace falta financiación y es lo que estamos buscando ahora mismo”, reconoció entonces.

 

 

Normas