Blogs por Alexis Ortega

Una respuesta que puede que no llegue

Una respuesta que puede que no llegue

Desde la publicación de un IPC interanual en octubre en la Eurozona del 0,7% se han desatado las alarmas de la posible actuación del BCE. Buena parte de la caída del EUR en las últimas semanas ha sido debido, en parte, a este acontecimiento. Hoy toca la reunión habitual de cada dos jueves del BCE. Las especulaciones giran en torno a la posibilidad de que el organismo recorte los tipos de interés (algunos incluso toman en consideración unos supuestos malos datos macro que se han venido publicando) pero todo está centrado en una tasa de inflación que se ha desplomado como fruto de la presión a la baja de los precios en la periferia de la UME. Véase el caso de España o Grecia.

Como una inflación del 0,7% está muy lejos del nivel del 2,0% de definición de estabilidad del precios del BCE (que por arte de la "nueva lingüística" post crisis se ha convertido en objetivo y no en límite) y en mínimos de casi cuatro años, ha llevado al convencimiento de que el banco central actuará en breve recortando tipos.

Sin embargo, no está del todo claro, y es probable que el BCE, una vez más dejará la “puerta abierta” a una posible actuación, pero no hará nada. Esa no-actuación podría compensarse con el anuncio de la puesta en marcha de una nueva LTRO (subasta de liquidez a medio plazo), a pesar de que los saldos de la última se están reduciendo sistemáticamente y por anticipado, o a una mención explicita al tipo de cambio del EUR cuya apreciación podría estar contribuyendo más a la caída de la inflación que la propia falta de liquidez en el mercado (otra cosa será cuando se inicie, si es que lo hace, el "tapering" americano).

La cuestión está en que a veces se considera un problema lo que realmente no es y se tiene como objetivo uno completamente distinto a los que realmente gobiernan el EUR y el BCE. Una inflación baja, incluso una deflación moderada, para una sociedad que ahorra no es un problema, una divisa fuerte (por mucho que un ministro francés diga que cada 10% de apreciación del EUR suponen la pérdida de 15.000 empleos) tampoco es un problema sino una solución para tener unos coste de capital bajos, una economía eficiente y unos salarios reales al alza.

El eterno debate de salida de la crisis: economía real vs. economía financiera.

Comentarios

Para los paises endeudados y poco competitivos como España es mejor una inflación alta, para los acreedores con bajas tasas de paro como Alemania es mejor una inflación baja. Porque algunos economistas se empeñan en generalizar? Tal vez para Europa en conjunto es mejor una política u otra según el momento, pero para la parte de Europa que peor lo está pasando, pienso que una elevada inflación es positiva.
Pasar de pais de inflación alta a baja es difícil. Pero refugiarse en la inflación alta solo conduce a periodicos choques como el del 2008 (antes se solucianaban via devaluaciones masivas, ahora, con el euro, via crisis profundas y generadoras de mucho desempleo).A España le convendría teóricamente una inflación alta recurriendo al truco de unos tipos de intereses más bajos de los que le correspondería por esa inflación. Algo que consiguió hasta 2008 gracias al euro.Pero lo malo es que genera una gran perdida de competitividad dentro de la zona euro y fuera de ella via precios.Las tasas de interes reales negativas pueden beneficiar a corto, pero generan a medio y largo burbujas como la vivida hasta 2008.Lo malo es que si se repite algo como lo del 2008 (precedido y causado por una persistente inflación de precios al consumo y de activos, como entonces) será todavía peor.
Normas
Entra en El País para participar