Sube un 0,42% con la prima por debajo de los 240
Imagen de la Bolsa de Zurich.
Imagen de la Bolsa de Zurich. REUTERS

El Ibex, pendiente de Draghi

Los inversores aguardan a conocer nuevos datos antes de mover ficha y lo sucedido a lo largo de esta sesión es el mejor ejemplo de ello. En los próximos días la reunión del BCE y del Banco de Inglaterra y los datos de PIB y desempleo al otro lado del Atlántico serán referencias más que suficientes para que el mercado decante su balanza hacia un lado o hacia otro.

Pero mientras esto llega los inversores no están dispuestos a jugársela. El resultado, una sesión de transición en la que el selectivo, tras llegar a subir un 1% en los primeros compases, ha concluido con un avance del 0,42% y permanece en el nivel de los 9.800 puntos. El resto de plazas europeas siguen la misma tendencia con ascensos que rondan el medio punto porcentual, a excepción del Footsie que concluye en tablas.

La gran pregunta que les surge a muchos inversores es ¿qué va a pasar mañana? La mayoría de los analistas dan por descontado que el regulador europeo mantendrá intacta su política monetaria, es decir, que no bajará los tipos actualmente en el 0,5%. El recorte del precio del dinero queda aplazado para diciembre. Ni siquiera las peores previsiones arrojadas ayer por Bruselas y las bajas cifras de inflación en el eurozona servirían de excusa a Mario Draghi.

El mercado lo que si espera esta reunión es un cambio en el tono del responsable de la política monetaria. Martin Harvey, experto en renta fija de Threadneedle, cree que tras la reunión de mañana los cambios más significativos no vendrán del lado de las medidas, sino que apuesta por un cambio en el lenguaje que deje la puerta abierta a nuevas rebajas de los tipos antes de final de año. Daniel Pingarrón, de Ig Markets, y Renta 4 también se suman al consenso de los analistas y descartan cambios en la política monetaria, al menos para este mes. 

IBEX 35 6.474,40 -2,66%

Por su parte, desde Link Securities esperan que el BCE anuncie alguna iniciativa para aumentar la liquidez en la zona euro. De no producirse la bolsas corregirían con mayor intensidad. 

La posibilidad de que el BCE baje tipos o modifique el tono también se deja sentir en el mercado de de divisas. El euro afloja y se cambia a 1,352 dólares, por debajo de los 1,38 dólares. La moneda estadounidense empieza a recuperarse y deja atrás los efectos del precipicio fiscal que llevó al dólar a situarse en niveles de noviembre de 2011.

En la renta fija reina la tranquilidad. El bono a diez años se sitúa por encima del 4% (4,15%) y la prima de riesgo se asoma a los 240 puntos básicos. En medio de esta escenario el Tesoro español regresará mañana al mercado con una emisión de 4.000 millones, la primera después de que Fitch mejorara su perspectiva el pasado viernes.

Normas
Entra en El País para participar