La reforma eléctrica, clave, según la compañía
Sede de Endesa en Madrid.  Ampliar foto
Sede de Endesa en Madrid. Reuters

Endesa ganó el 7% menos por la menor demanda en España

Endesa registró en los nueve primeros meses de 2013 un beneficio neto atribuible de 1.551 millones de euros, lo que supone un 7% menos que en el mismo periodo del año anterior (1.662 millones).

Según la información remitida por la compañía energética a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio bruto (Ebitda) se situó en 5.251 millones de euros, un 4% inferior al del ejercicio anterior, arrastrado por una caída del 12% en el mercado ibérico (España y Portugal) y un incremento del 7% del negocio en Latinoamérica.

La compañía que preside Borja Prado asegura que las medidas regulatorias de la reforma energética emprendida por el Gobierno en España han tenido un impacto en estos nueves meses de 868 millones, si bien añade que todavía hay medidas regulatorias adicionales pendientes de contabilizar (generación extrapeninsular y bono social).

Por su parte, los ingresos alcanzaron hasta septiembre los 23.485 millones de euros, lo que implica una reducción del 8% en relación al mismo periodo de 2012. En cuanto al origen del beneficio en este periodo, de los 1.551 millones de beneficios 1.036 proceden de España y Portugal, que cae un 18%, mientras que los 515 millones de euros restantes (+31%) proceden del mercado latinoamericano.

Endesa afirma que el 100% del déficit de tarifa generado hasta el 31 diciembre 2012 se ha titulizado, si bien considera que es necesario emplear íntegramente la aportación de 2.200 millones comprometidos por el Estado como parte del “compromiso político para solucionar el déficit de tarifa y alcanzar suficiencia tarifaria a final de año”. Este crédito extraordinario que el Ministerio de Hacienda concede al de Industria ya ha sido aprobado por las Cortes y esta cuantía será asumida en los Presupuestos Generales del Estado. En caso de que se produzca déficit de tarifa, que es la insuficiencia de ingresos para cubrir los costes regulados del sistema eléctrico, Endesa destaca la “necesidad de ampliar el aval del Estado para cubrir cualquier déficit de tarifa que pudiera surgir en 2013”.

A fecha de 30 de septiembre, la deuda neta de Endesa ascendía a 7.051 millones de euros, de los que la compañía asegura que 1.800 millones corresponden a los titulizados y serán cobrados en el último cuatrimestre del año, y otros 5.216 millones de euros son activos regulatorios pendientes. En cuanto a los negocios, la generación de electricidad en España de la compañía (42.707 GWh) ha caído un 12%, debido, dice Endesa, a la caída de demanda y menor hueco térmico. En esta sentido, la energía producida por nuclear (algo menor por el cierre de Garoña y las paradas programadas en Almaraz y Ascó II) e hidráulica (más 90%) representan el 65% de la producción, mientras que en el mismo periodo del año pasado era el 52%. Frente a los valores en descenso en el mercado ibérico, en Latinoamérica el beneficio neto aumentó un 40% por el “buen comportamiento” de la generación en Chile, así como el crecimiento de la demanda de distribución en Chile y en Brasil.

Con estos resultados hasta septiembre, Endesa considera que se están “sentando las bases para el crecimiento” en la región, pese a que la producción de energía descendió un 6%. En total, la capacidad instalada de Endesa asciende a 39.654 MW, de los cuales 23.300 MW están en España y Portugal y 16.354 MW en Latinoamérica.

 

Normas
Entra en El País para participar