Desde el conjunto de España y desde Cataluña
Cava Freixenet
Cava Freixenet

Freixenet: "Hay un boicot a nuestro cava"

El presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas y de Freixenet, José Luis Bonet, reconocido que “efectivamente hay un boicot en el conjunto de España” al cava de su compañía y desde Cataluña tras sus declaraciones en el diario estadounidense New York Times.

“Yo le doy más importancia a la crisis de consumo que al boicot. Hay alguna expectativa de boicot en Cataluña tras mis declaraciones en el New York Times que no la acabo de entender. Freixenet tiene su núcleo fundamental en la exportación y en su presencia internacional. El boicot nos afecta y nos hace daño moral, pero poco material”, ha recalcado al asegurar que el mercado español supone sólo el 20% de la producción.

Y ha aprovechado para desmentir las informaciones que aseguraban que Freixenet habría dejado de invertir cerca de 30 millones de euros en un centro logístico de Cataluña. “No se ha paralizado nada. Es verdad lo que le dije al 'New York Times' que Cataluña es parte esencial de España y así debe ser. Freixenet no ha parado nada, sino que está invirtiendo en Cataluña y en otras partes de España”, ha recalcado.

El directivo catalán ha apostado por extrapolar el modelo de su compañía, número uno mundial en el sector de los vinos espumosos, al sector vitivinícola español y a la internacionalización de las empresas para dignificar los precios y situar los vinos españoles en los primeros lugares a escala mundial.

“Vendemos demasiado barato para lo que ofrecemos al mundo. Somos pecadores, hay que tener arrepentimiento y propósito de enmienda. Hay que ir al vino embotellado con marca y dignificar los precios. Debemos concienciarnos porque tenemos potencial para elevar el nivel y para colocar el vino español en su sitio, que es estar arriba”, ha apuntado Bonet, que ha criticado que en España “falta marketing internacional”.

En su intervención en el 'Foro España Internacional', el directivo de la compañía de espumosos ha destacado la presencia a nivel mundial de cerca de quince bodegas españolas, que están llamadas “a tirar del conjunto del sector”.

“La crisis ha concienciado a los que pensaban que no era necesario salir y ahora ven que o salen o mueren”, ha apuntado. Por eso, el empresario catalán ha reiterado que el “modelo Freixenet es extraporable al vino español”. “La potencia de este sector es ganadora y ya va por el buen camino. Lamentable ha caído el consumo de vino en España, pero no deja de crecer la exportación”, subrayó. “Ahora tenemos dos retos: luchar con unidad en el sector para recuperar el consumo de vino en España y sustituir la mitad de la exportación a granel para que sea de vino embotellado”, ha explicado Bonet.

“La guerra del vino la ganaremos con el enoturismo donde tanto La Rioja, Ribera del Duero y Jerez van por delante, pero requiere que vayamos todos unidos: administraciones, empresas, viticultores. Hay mucho camino por recorrer, pero hay ventajas decisivas como la triada: alimentación, turismo y gastronomía. Los turistas vienen porque en España se come y se bebe bien”, ha precisado.

Bonet ha destacado a los italianos como ejemplo por ser “grandes vendedores”, ya que han sabido poner en valor sus caldos a nivel internacional. “Hay que aprender mucho de ellos, además tienen una ventaja fundamental con los restaurantes italianos esparcidos por el mundo y se tienen que esforzar menos porque tienen una plataforma de difusión excelente.

España no la tiene y tendría que tenerlo con una red internacional de restaurantes basados en la tapa y en la dieta mediterránea”, ha apostado, mientras que considera que las ventas del vino 'online' “es un tema importante de cara al futuro”.

Anima a salir fuera

El presidente de Freixenet ha reiterado que el “futuro está en la internacionalización” y ha considerado que la “crisis está cerca del final”.

“La Biblia habla de siete años y vamos ya por el sexto. Creo que España va por este camino porque hemos pasado una crisis muy, muy dura y estamos saliendo de la recesión. Los jóvenes que vayan a formarse fuera porque es la adaptación a la globalización. Las empresas españolas necesitan gente joven que vayan a vender por el mundo”, ha apuntado. José Luis Bonet ha enumerado los factores que han llevado al triunfo a Freixenet destacando la importancia de la “cohesión familiar”.

“Las empresas familiares tenemos la máxima potencia si hay armonía, de lo contrario, más vale ir a otra cosa. También la calidad, porque sin ella no hay nada que hacer, además los vinos españoles son ganadores en el mundo. La competitividad, somos un ejemplo en el cava, donde ofrecemos máxima calidad a precio razonable. La ambición, el reto de conquistar mercados, la innovación, la internacionalización y la determinación y esfuerzo”, ha destacado.

El directivo de Freixenet, como presidente de la Foro de Marcas Renombradas Españolas, ha destacado la importancia de la “marca como activo básico de la empresa”.

“La marca es tema primordial para empresas y para el país. La salida de la crisis pasa por la economía productiva y por la internacionalización necesaria, la de calidad, que es la internacionalización con marca, un objetivo prioritario de la economía española para establecer las marcas españolas como para arrastrar a las 'pymes' a incorporarse a la internacionalización.

Un futuro que España puede ganar porque tiene potencial”, ha recalcado. Por otro lado, Bonet ha reconocido que la burbuja Freixenet “fue un acierto monumental” de su compañía. “Ahora tenemos que moderar los alardes con la crisis y en el anuncio de este año vamos a anunciar el centenario”, ha apuntado sobre el spot para estas próximas Navidades.

El presidente de Freixenet, que reconoció que su vocación es ser “profesor de Universidad”, ha reiterado que “no se pueden despilfarrar los recursos públicos”. “Hay un pobre horizonte para la juventud española, que se marchen al extranjero.Esto no es una fuga de talentos porque es una parte más de su formación, ya que volverán”, ha apuntado sobre cómo se encuentra la educación en España. José Luis Bonet no ha dudado en destacar que Miguel Arias Cañete “lo está haciendo francamente bien” al frente del Ministerio de Agricultura, aunque no comparte sus colores en el fútbol.

“Tengo un punto de caballero andante, me gusta compartir y sumar. No soy del Atlético, equipo al que le tengo respeto y sobre todo este año porque soy del Barça, del Real Madrid no hablo, que es una potencia, pero que está a 6 puntos”, ha ironizado.

Freixenet, número 1

Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, no ha dudado en destacar las cualidades de José Luis Bonet como presidente de Freixenet, “una de las empresas vitivinícolas más importantes del país”. “Una familia que ha sabido transmitir el espíritu emprendedor”, ha señalado.

“Freixenet exporta a más de 140 países y se ha convertido en el número 1 del mundo en vinos espumosos de calidad. José Luis Bonet puso su impronta, fomentando el marketing y la comunicación en la compañía”, ha subrayado el titular de Agricultura.

Arias Cañete ha destacado que “Freixenet es un ejemplo de cómo una empresa familiar se convierte en multinacional sin perder su enseña”. “Dice José Luis que la internacionalización está en el ADN de la familia. La innovación es otra constante en la empresa y crecimiento les ha llevado a ser una marca líder”, ha recalcado.

Normas