La economía mejora, pero no se recuperará hasta 2015
La CE rebaja el crecimiento de España y de la zona euro Ampliar foto

La CE rebaja el crecimiento de España y de la zona euro

Los ajustes para cuadrar el déficit pesarán sobre la salida de la crisis.

Bruselas rebaja la previsión de avance del PIB en 2014 por el impacto de los ajustes

La recuperación definitiva de la economía europea vuelve a retrasarse un año, según las previsiones de otoño publicadas por la Comisión Europea. En contra de lo previsto hasta ahora, el crecimiento del PIB en 2014 no será del 1,4% sino del 1,1% y habrá que esperar hasta 2015 para recuperar la mayor parte del potencial de crecimiento y alcanzar el 1,7%.

Bruselas advierte, sin embargo, que incluso ese calendario podría sufrir nuevos retrasos si se materializan los riesgos aparecidos en el resto del planeta, en concreto, la crisis presupuestaria en EE UU (con un techo de gasto revisable en febrero de 2014) y la ralentización de los países emergentes.

España también acusa esas incertidumbres y su previsión de crecimiento para 2014 ha pasado del 0,9% de hace seis meses a solo el 0,5%. En este caso, sin embargo, la Comisión reconoce que gran parte de la rebaja es autoinfligida porque ha sido provocada por los recortes adoptados para reducir el déficit público. Las medidas permitirán a España cerrar este año con un déficit del 6,8% (incluidas tres décimas imputables a las ayudas al sector bancario) en línea con el objetivo revisado al alza el pasado mes de julio.

Para 2015, la CE prevé que España ya crecerá al mismo ritmo que la media europea (1,7%). Pero el departamento de Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos, subraya que ese dato es una mera proyección que no toma en cuenta el impacto de las potenciales medidas que habrán de tomarse en los próximos años para cumplir los objetivos de déficit comprometidos.

En 2014, según lo previsto en el procedimiento de déficit excesivo, España debería cerrar con un déficit del 5,8% y en 2015, del 4,2%. Las previsiones de ayer apuntan para esos dos años un 5,9% y un 6,6%, respectivamente, lo que abre una potencial brecha presupuestaria de unos 25.000 millones de euros.

La recuperación económica podría facilitar un aumento de la recaudación a partir de finales de este año para cubrir esa diferencia. Hasta ahora, sin embargo, ese efecto no se ha producido y Bruselas recuerda que en 2013, a pesar de los incrementos de impuestos y los recortes aprobados, el déficit solo se reducirá en poco más de dos décimas.

La mejoría tampoco ha llegado todavía al mercado laboral. Bruselas estima que en 2014 se seguirá destruyendo empleo (-0,7%) y que la tasa de paro seguirá por encima del 25% en 2015.

Rehn calificó ese problema como “crucial para España”. Pero no ofreció ninguna solución más allá de “recuperar la senda de crecimiento” y “mejorar el funcionamiento del mercado laboral”.

El comisario finlandés instó al Gobierno de Mariano Rajoy a seguir con las reformas emprendidas en ese terreno. Y le recordó que la ampliación de dos años en el plazo para cumplir el déficit (hasta 2016) “se hizo para dar margen de maniobra para que los países puedan rematar las reformas pendientes”.

Las reformas y los ajustes, según Rehn, empiezan ya a dar resultado en España y en el resto de la zona euro. “Pero es demasiado pronto para cantar victoria”, reconoció el comisario.

Expediente a Alemania

La mejoría, según la CE, se afianzará gracias a la suavización del proceso de ajuste presupuestaria y al esperado incremento de la demanda interna. Las tornas parecen haber cambiado tanto que, tras relajar la aplicación del Pacto de Estabilidad, Bruselas se plantea ahora expedientar a Alemania por acumular un superávit comercial de más del 6% durante varios años seguidos.

La CE exculpó el año pasado a Berlín y consideró justificado ese desequilibrio, atribuible, según dijo entonces el organismo europeo, a la competitividad de las exportaciones alemanas. Ahora el Tesoro estadounidense ha acusado a Alemania de poner en peligro la recuperación económica de sus socios por acumular superávits excesivos. La CE decidirá la semana que viene si formaliza esa acusación abriendo un expediente contra Alemania.

 

Normas