El fabricante emitirá 740 millones en convertibles y cambia a su cúpula
Un usuario de Blackberry.
Un usuario de Blackberry. REUTERS

Un grupo de inversores liderado por Fairfax asume el control de BlackBerry

Un grupo de inversores institucionales liderado por el fondo de capital riesgo Fairfax Financial ha tomado las riendas de BlackBerry, dando carpetazo así al proceso de venta en el que se encontraba la empresa, mediante su entrada en el capital de la canadiense, que realizará una emisión de bonos convertibles por importe de 1.000 millones de dólares, unos 740 millones de euros.

Fairfax Financial, uno de los mayores accionistas de la empresa con un 10% del capital, y el resto de inversores, que no han sido dados a conocer, entrarán en el capital de BlackBerry tras ejecutar los bonos convertibles, con vencimiento en 2020 y que podrán ampliar en 250 millones de dólares. El fondo adquirirá una cuarta parte de la emisión, unos 185 millones de euros. La colocación supone “una inmediata inyección de efectivo en BlackBerry, que mejorará sustancialmente su posición de caja”, declaró ayer Barbara Stymiest, presidenta del consejo de administración de la compañía.

El fondo de capital riesgo y BlackBerry presentaron a finales de septiembre un preacuerdo de 4.700 millones de dólares, unos 3.480 millones de euros, que contemplaba la exclusión de Bolsa de la compañía pero que otorgaba un plazo de seis semanas para buscar otros compradores. Un proceso en el que la empresa canadiense ha estado en conversaciones con empresas como Lenovo o Facebook, o el fondo de capital riesgo Cerberus. Unas ofertas que no llegaron a concretarse, como tampoco ocurrió con la propuesta de los fundadores de la compañía Mike Lazaridis y Doug Fregin, que informaron a la SEC que estudiaban una oferta de compra, y que elevaron su participación hasta el 8% del capital.

La entrada de los nuevos inversores en BlackBerry mediante la suscripción de bonos convertibles se ejecutará en las dos próximas semanas. El precio de conversión de los bonos en acciones ha sido fijado en 10 dólares, lo que representa una prima del 28,7% con respecto al cierre de las acciones de la compañía a cierre del pasado viernes. La empresa anunció que en caso de que la colocación sea suscrita íntegramente las acciones emitidas supondrán el 16% del capital de la compañía, porcentaje que podría elevarse al 19% si llegase a ampliarse la emisión.

Dentro del plan de reestructuración de BlackBerry se contempla además la salida de su hasta ahora consejero delegado, Thorsten Heins, que será sustituido de forma interina por John Chen, quien asumirá también el cargo de presidente ejecutivo del consejo de la compañía. BlackBerry declaró ayer que los cambios en su accionariado y en su organigrama ponen punto y final al proceso de revisión estratégica que puso en marcha tras anunciar unas pérdidas de 737 millones en el segundo trimestre del año.

Chen ha declarado en una entrevista a Reuters que no tiene intención de poner en venta el negocio de teléfonos móviles y ha declarado que "sé que tenemos los ingredientes suficientes para construir un negocio sostenible a largo plazo".

La entrada de Fairfax y el resto de fondos fue recibido en Bolsa con caídas. Los títulos de BlackBerry llegaron a caer un 16% en el Nasdaq, hasta los 6,4 dólares por acción, ante el temor de los analistas de que la operación solo aporte tiempo pero no opciones de futuro a la compañía. En lo que va de año, la compañía pierde un 45% de su valor bursátil y su presencia dentro del mercado mundial de smartphones no para de menguar (la consultora ABI la sitúa en el 1,5%) pese a sus últimos intentos por frenar la sangría, como el lanzamiento del sistema operativo BlackBerry 10, el terminal de gama media BlackBerry Q5 y la apertura de su servicio de mensajería BBM a las plataformas iOS y Android.

Normas