José María Roldán Alegre
La 'new image' de la banca

La 'new image' de la banca

Un magnífico fichaje. El mejor que podíamos hacer”. Esta es una de las primeras declaraciones que realizó un destacado ejecutivo de un gran banco nada más conocer que la AEB había publicado ya el comunicado en el que anunciaba que José María Roldán iba a ser el próximo presidente de la patronal bancaria. Sustituirá a Miguel Martín en abril.

La declaración de este banquero parece que no es para menos, según los comentarios que han realizado los directivos de la banca y antiguos compañeros suyos consultados. Todos consideran que el puesto y la nueva trayectoria que debe acometer la AEB parece que están diseñados para este exdirector general del Banco de España. Roldán cumple a la perfección lo que podría ser el retrato robot ideal del presidente de una de las patronales más emblemáticas del país, aunque también de las más vapuleadas por la sociedad en los últimos tiempos como consecuencia de la crisis financiera.

“Domina a la perfección el inglés, el power point, y en general las presentaciones. Expone muy bien. Está muy por encima de la media”, coinciden varios de sus excolaboradores. Aseguran, además, que es un excelente profesional, y “aunque parece muy serio e incluso estirado, en el cara a cara gana mucho, es afable, buen compañero y sabe hacer y trabajar en equipo”, explica una fuente del Banco de España.

Otro excompañero suyo añade otra característica de Roldán. “Le encanta la ironía, figura retórica que emplea en ocasiones en sus exposiciones”.

Roldán cuenta con un gran prestigio internacional. No en vano, ha sido el representante español que más ha tenido que lidiar con inversores, expertos, analistas y autoridades supervisoras internacionales durante los peores años de la crisis financiera y económica del país.

En el propio comunicado de la AEB del 29 de octubre anunciando la propuesta de la gran banca para sustituir a Martín, ya hacía mención a su gran prestigio internacional. “Su gran experiencia internacional será clave para garantizar el éxito de esta Asociación en un entorno de profundos cambios regulatorios, entre los que destaca la futura supervisión única europea”, decía la nota.

“Era el representante del Banco de España más conocido fuera del país. Su prestigio era superior en el extranjero que aquí”, añade otro directivo que asegura haberse encontrado a Roldán en varios vuelos internacionales. Pero, pese a estar continúamente viajando, siempre que estaba en España aprovechaba el fin de semana para acudir a su tierra, Teruel, donde vive gran parte de su familia.

Roldán, de 49 años de edad, es cuñado de Manuel Pizarro, quien popularizó la frase de “Teruel también existe”. Ambos están muy ligados a su tierra natal. Roldán, además, “es muy familiar, le encanta pasar los días libres que tiene disfrutando de su familia (está casado y tiene tres hijos)”, explica una fuente cercana. Es coqueto, lleva el pelo engominado y en numerosas ocasiones luce una bufanda. Ytiene una pasión. Los relojes de muñeca. “He visto como disimuladamente siempre observa el reloj que lleva su interlocutor. Le encantan”, explica un excolaborador suyo.

Roldán se incorporó como economista del Servicio de Estudios del Banco de España. Trabajó en el Banco Central Europeo (BCE), pero regresó a España antes de que se cumpliera su labor en la institución con sede en Alemania. Su trayectoria internacional en instituciones públicas en representación del Banco de España le ha permitido obtener la máxima categoría laboral en la institución situada en la madrileña calle de Alcalá. Por ello, podría volver a incorporarse al Banco de España con posterioridad previa autorización del supervisor. Ha sido miembro del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea y presidente del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS). Fue el primer español en ocupar la presidencia del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), organización dedicada a la lucha contra el blanqueo de capitales.

Su trayectoria en el Banco de España, sin embargo, tiene luces y sombras. Durante esta etapa defendió el balance de las entidades financieras españolas e incluso suavizó el efecto de su exposición al ladrillo. Llegó a afirmar en 2011 en Londres ante un gran número de inversores internacionales y en plena crisis de la banca española por su alto riesgo inmobiliario que no aceptaba “que se diga que todo el suelo vale cero, es una exageración. Si encuentra usted un terreno gratis en España, avíseme porque lo compro”.

Roldán fue relevado el 14 de septiembre por el gobernador, Luis Linde, de su puesto como director de regulación y estabilidad financiera, en el que llevaba desde el año 2000. Linde consideró que era parte de la etapa anterior, la que no quiso, no pudo o no vio el deterioro del sector financiero. La gran banca no opina lo mismo. Roldán ha sido elegido por consenso entre los cinco bancos –Santander, BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter– como el próximo presidente de la AEB sin ningún tipo de fisura ni oposición. Era el candidato inicial de BBVA, pero rápidamente se convirtió en el de Santander, y un día después pasó a ser el de todos los bancos tradicionales.

Entre 1994 y 1997 fue director del gabinete de Rodrigo Rato, con rango de subsecretario, cuando éste era vicepresidente del Gobierno de José María Aznar y ministro de Economía. Pese a considerarle un hombre cercano al PP, todas las fuentes consultadas del PP y del PSOE aseguran que si algo le caracteriza es su pragmatismo.

Normas
Entra en El País para participar