La financiación se estrecha un 5% en el último año
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid.
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFE

La banca reduce el crédito a empresas y familias en 45.000 millones

La relajación del ritmo de saneamiento de los activos inmobiliarios y la mejora del clima macro en España han permitido a las entidades financieras abrir una puerta de optimismo en el tercer trimestre. Los inversores internacionales han tachado a España de la lista negra y los grandes bancos se financian sin problema en el mercado de capitales. Los resultados de las principales entidades hasta septiembre de este año demuestran sin embargo que, mientras los beneficios crecen un 80%, la gran asignatura pendiente sigue siendo el crédito. La financiación a empresas y familias continúa cayendo. Los seis principales bancos españoles han prestado 44.800 millones menos hasta septiembre que el mismo periodo de 2012, una reducción del 5%.

BBVA ha sido quien más estrechado los canales que conectan con la economía real. Han concedido 155.875 millones hasta septiembre, una caída interanual del 8,7%. “La actividad crediticia en España ha seguido descendiendo, inmersa en el proceso de desapalancamiento en el que continúa la economía del país”, reza el informe financiero de la entidad.

Este es el argumento generalizado: las empresas y las familias aún deben seguir aligerando la mochila de deuda acumulada durante la última década para convencer a las entidades de su solvencia. Otra de las razones de la sequía es el aún alto coste de financiación de las entidades financieras españolas en sus salidas al mercado. La llamada fragmentación de los mercados financieros en Europa provoca que una pyme española tenga que pagar de diferencia con respecto a una alemana más de 200 puntos básicos.

Bankia ha reducido un 7,8% la financiación hasta los 116.330 millones. Pese a las caídas tanto en hipotecas (4,6%), que aún representan las tres cuartas partes de la cartera de crédito del banco, como en créditos al consumo (9,4%), la entidad nacionalizada ha arañado cuota de mercado en el segmento de créditos a empresas, que queda en un 5,7%.

El reto del credito nuevo

Bankia ha sobrepasado antes de tiempo el objetivo de 10.000 millones de euros de nuevo crédito que la entidad preveía conceder durante el presente ejercicio y en su gran mayoría es financiación para empresas. Supone un paso más en el cumplimiento del plan estratégico de la firma nacionalizada, a la que Bruselas reclama que conceda 51.700 millones en nuevos créditos en tres años”.

Popular también se ha sumado al objetivo de inyectar gasolina a las pymes. Mientras la concesión bruta de crédito ha marcado una caída del 7% hasta los 101.568 milliones, la parte dedicada a pequeñas y medianas empresas ha crecido un 5,7%.

La caída en los canales de financiación de Santander en España ha sido del 5%. De los 147.810 millones, la porción correspondiente a hipotecas y el resto de créditos a particulares apenas han variado. El descenso más acusado lo ha registrado la cartera de empresas, pese a subrayar en su informe trimestral que la entidad ha llevado a cabo 43.000 millones de euros en nuevas operaciones a empresas en España.

Caixabank, por su parte, registra un recorte del 2,40% para quedarse en 204.869 millones. El crédito a particulares presenta un retroceso del 4,6%. Pero la caída más acusada se anota en la financiación a empresas, que disminuye un 13,1%, debido en gran medida al descenso en el crédito promotor.

Las cuentas proporcionadas por Sabadell son las únicas que no desagregan el crédito concedido a sector privado del destinado a las Administraciones Públicas. El balance del tercer trimestre de 2013 es una ligera caída de la financiación global del 0,5%. La integración de CAM, Caixa Penedès y Lloyds en la entidad catalana apenas ha tenido efectos en la partida del crédito.

 

Los depósitos aumentan un 9% hasta septiembre

Los grandes bancos han aumentado su base de depósitos pese a ceñirse a las recomendaciones del Banco de España. A principios de año el regulador censuró las altas remuneraciones que estaban ofreciendo las entidades en pleno fragor de la batalla por el pasivo. A cierre de septiembre han captado 9% más que el año pasado. Les ha bastado con quedarse quietos y esperar a los clientes que salían de las entidades nacionalizadas.

Popular ha sido quien más ha engordado su pasivo con un aumento del 14,3%. El banco presidido por Ángel Ron acumula 93.418 millones de euros y su cuota de mercado avanza hasta el 6,31%. El ratio de créditos sobre depósitos marca un mínimo de 115%. Sabadell también aumenta su cartera un 14% gracias sobre todo a la integración de CAM, Caixa Penedès y Lloyds.

Santader ha captado 20.000 millones de euros en depósitos en el último año para elevar su volumen en un 12%. El descenso del 5% en los créditos arroja un cómodo ratio sobre depósitos del 85%. BBVA se apunta más de 10.000 depósitos nuevos y se queda, con 157.000 millones de euros, un escalón por debajo de Santander, que acumula 188.800. En el caso de Caixabank, la incorporación de Cívica y Banco de Valencia provoca una aumento de su cuota del 7% y un volumen de 169.300 millones. Bankia ha conseguido estabilizar la salida de pasivo y logra un ratio de créditos sobre depósitos del 116%. En todo caso, descontando las cesiones temporales y las cédulas hipotecarias e incorporando los pagarés minoristas, marcaría un descenso trimestral del 1,4%.

Normas