Editorial

Llega inversión real a comprar empresas

Cuando hace un par de semanas Emilio Botín defendió en Nueva York la mejora económica de España a la voz de “llega dinero de todas partes”, una nube de escepticismo acompañó a sus palabras. “En los últimos meses se ha producido un cambio muy drástico”, explicaba el presidente de Santander, para apostillar a renglón seguido: “Ha vuelto la confianza en España”. La duda de los escépticos era si se trataba del virus del optimismo, o de una realidad. Y, en todo caso, si Botín hablaba de dinero especulativo o de inversiones reales. Pues bien, una vez más los hechos han vuelto a darle la razón. Cierto que una golondrina no hace primavera, pero tanto como que a verse inversiones de las de verdad. Ayer mismo, el fabricante estadounidense de envases alimentarios Crown Holdings acordó la compró de Mivisa a los grupos de capital riesgo Dinamia (N+1 Mercapital) y Blackstone. Mivisa es uno de los primeros fabricantes europeos de envases de hojalata, presente en 70 países, por el que Crown pagará 1.200 millones de euros. También ayer, el gigante japonés de telecos NTT acordaba la compra de Everis, grupo español de consultoría y servicios TIC, en un precio estimado superior a 550 millones. Solo son dos ejemplos, pero extraordinariamente significativos, porque ya no es el capital riesgo, sino el puramente industrial el que llega de compras.

Normas