Mejora de dos décimas sobre el trimestre anterior
Imagen de una terminal de contenedores.
Imagen de una terminal de contenedores. REUTERS

El INE lo hace oficial: España dice adiós a la peor recesión

Después de que lo avanzara la pasada semana el Banco de España, la publicación del dato adelantado de PIB correspondiente al tercer trimestre de este año hizo oficial la salida de la economía española de la peor recesión de la democracia. Con el crecimiento trimestral del 0,1% registrado entre julio y septiembre, el producto interior bruto entra en positivo tras nueve trimestres de contracción. En los últimos seis años, España ha entrado dos veces en recesión. En el tercer trimestre de 2008, por primera vez en 15 años, la economía entró en recesión y salió de ella en el primer trimestre de 2010. La alegría duró poco y cuando todo hacía presagiar que podían recuperarse pequeños niveles de actividad la economía española volvió a mostrar tasas negativas a partir del segundo trimestre de 2011, entrando de nuevo en recesión en el tercer trimestre de ese mismo año. Dos años y medio después, el Banco de España y el INE constatan que la recesión técnica ha finalizado.

 Al igual que en el caso del dato trimestral, la tasa interanual del -1,2% avanzada por Estadística coincide con la estimada por la institución que preside Luis María Linde, que había anticipado también una caída del 1,2%. La economía española modera así cuatro décimas su contracción interanual respecto a la tasa registrada en el segundo trimestre (-1,6%) y suma ya nueve trimestres consecutivos de caídas interanuales. El INE explicó en un comunicado que esta desaceleración en el retroceso anual del PIB es consecuencia de una aportación negativa de la demanda nacional, que se vio compensada “parcialmente” por una contribución positiva del sector exterior.

Los datos del INE son aún provisionales y se conocerán a nivel desagregado el próximo 28 de noviembre. De momento, el Banco de España, en su último boletín, señalaba que durante el tercer trimestre la economía española prolongó la mejora gradual que se viene observando desde principios de año, en un entorno caracterizado “por un cierto alivio en las tensiones financieras y una mejora de la confianza”. Según el instituto emisor, la demanda interna habría registrado en el tercer trimestre un retroceso similar al del trimestre anterior, del 0,3% en tasa intertrimestral, mientras que la demanda exterior neta habría elevado su aportación al producto, con una contribución de 0,4 puntos porcentuales. La autoridad monetaria estimaba también un “pequeño avance” del consumo de los hogares en el tercer trimestre, en un entorno en el que la ocupación tuvo un comportamiento “algo menos contractivo”. “Con todo, el bajo nivel de renta, las todavía desfavorables perspectivas del mercado laboral y el elevado endeudamiento de las familias no permiten prever una recuperación sensible del consumo a corto plazo”, subrayó la institución.

En cuanto a los salarios, indicó que en el tercer trimestre continuó el proceso de contención salarial, lo que unido al comportamiento de la productividad, para la que prevé una cierta desaceleración, permitiría anotar descensos adicionales de los costes laborales por unidad de producto.

Y respecto al paro, por segundo trimestre consecutivo, de julio a septiembre se creó empleo en España. Un total de 39.500 personas que son una gota de agua en el océano de parados: 5,905 millones, 72.800 menos que el trimestre anterior. No obstante, la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre fue mejor que la de los dos años anteriores, cuando se destruyeron 97.000 y 150.000 puestos de trabajo, pero peor que la de 2010. La tasa de paro queda en el 25,98%,

 

 

 

Normas