La City

Un último servicio de oro

La subida del tipo impositivo de IVA a un 21% adoptada por el Gobierno en septiembre del año pasado ha incrementado en 13 puntos –entre 200 y 500 euros, según si se está o no asegurado– el precio medio de los servicios funerarios. Así, mientras en 2012 la muerte de una persona suponía a la familia un desembolso de 3.600 euros de media (3.300 euros de los servicios más el 8% de IVA), en 2013 asciende hasta los 3.800 (3.200 euros más el 21% de IVA). “Es una problemática sectorial y de toda la sociedad española, tanto para el que está asegurado como para el que no, el servicio funerario se ha encarecido 13 puntos”, explicaba ayer el vicepresidente del Grupo Mémora, Eduardo F. Vidal, en una rueda de prensa con motivo de la celebración el próximo 1 de noviembre del Día de Todos los Santos.

Normas