Largas colas para comprar la nueva joya tecnológica de Apple
Llega el iPhone 5s, un ordenador con cuerpo de ‘smartphone’ Ver fotogalería

Llega el iPhone 5s, un ordenador con cuerpo de ‘smartphone’

Unas 600 personas hacían cola este viernes a las 8 de la mañana en la tienda de Apple en el paseo de Gracia en Barcelona. Con una meta: ser uno de los primeros en comprar uno de los nuevos iPhone de la compañía de la manzana, el potente 5s y el colorido 5c. Las largas colas se repitieron en múltiples puntos del país, como las tiendas que la firma tiene en Valencia (decenas de personas esperaban en el establecimiento de la Calle Colón) o en Madrid, donde la tienda de Apple en Parque Sur abrió sus puertas cuando ya había 200 personas esperando.

La lluvia no fue impedimento para quienes deseaban hacerse con uno de los dos nuevos teléfonos inteligentes de Apple. Tampoco el precio, y eso que el modelo más avanzado, el iPhone 5s, cuesta 699 euros en la versión de 16 gigas, 799 euros para la de 32 y de 899 euros para la de 64 gigas. Por su parte, el 5c vale 599 euros en su versión de 16 gigas y 699 euros, la de 32. Aunque no hay datos oficiales, la mayoría de clientes parece haberse inclinado por el modelo más avanzado, el 5s, y muchos fans de los productos de Apple iban buscando la versión dorada, la misma que se había agotado en algunos países donde los terminales se habían estrenado un mes antes.

La expectación levantada por los nuevos iPhone de Apple se repite una vez más, sobre todo entre los fieles de la marca con más valor del mundo. Pero ¿qué tienen de atractivo ambos equipos? El iPhone 5s, el más avanzado, mantiene el diseño del iPhone 5 (su pantalla sigue siendo de 4 pulgadas, pese a que la tendencia es ir a tamaños mayores, y su resolución es de 1136x640 píxeles);eso sí, llega en nuevos colores: plateado, dorado y gris espacial. Pero su gran novedad es su procesador.

Es el primer smartphone del mundo con un procesador de 64 bits. El A7, así se llama, ofrece el doble de potencia que el A6 que llevaba el iPhone 5, y ello sin aumentar el consumo de batería. El nuevo smartphone de Apple muestra como el mundo de los móviles sigue los mismos pasos que el de los ordenadores, que también dieron tiempo atrás el salto de los 32 a los 64 bits, permitiendo utilizar aplicaciones y servicios que explotan enormes capacidades de cálculo y de manejo de información.

Aunque aún habrá que esperar para ver aplicaciones que exploten las capacidades del procesador del iPhone 5s, el terminal ya deja entrever algunos avances interesantes. Por ejemplo, su cámara trasera de 8 megapíxeles, igual que el iPhone 5 pero con sensor y óptica mejorada, permite disparar de forma continua 10 fotos por segundo, para después ofrecer la mejor. Además, puede capturar vídeos a alta velocidad (120 cuadros por segundo) para obtener vídeos ralentizados. El iPhone 5s incorpora un interfaz que hace muy fácil editar estos vídeos, de forma que se puedan crear secuencias mezclando fragmentos a cámara lenta y a velocidad normal.

Mejor cámara, mayor seguridad

La cámara del terminal también incluye el primer flash con dos leds, uno de color cálido y otro frío, para tomar la mejor foto posible. Igualmente, lleva un procesador de movimiento, el M7, que libera al cerebro central de ciertas tareas como atender lo que hacen el giroscopio, el acelerómetro y la brújula del teléfono, algo importante para explotar aplicaciones de salud y deporte. Todo para economizar batería.

Otra novedad del 5s es su lector de huella dáctilar, oculto tras el botón de inicio. Este toma una foto de la huella y la compara con el dedo registrado, para añadir seguridad. El equipo deja registrar hasta cinco dedos, de la misma persona o de varias.

El color aterriza a través del modelo 5c

Apple también puso a la venta este viernes en España su iPhone 5c, el primero de la firma que llega en colores. La novedad atrajo la atención de la gente que se acercaba a las tiendas de Apple y otros centros comerciales que ofrecían el producto, pero sus llamativos colores (rosa, verde, azul o amarillo) no fueron suficientes para batir el interés por comprar el modelo más avanzado. La diferencia solo de 100 euros entre uno y otro parece que fue determinante, según detallaron algunos clientes que se hicieron con el modelo dorado en la tienda Parque Sur.

El iPhone 5c es casi un calco del anterior iPhone 5, aunque está optimizado para consumir menos. Además, su cámara frontal para hacer videollamadas está mejorada, pueslleva la misma que su hermano mayor, el 5s.

Con todo, los nuevos iPhone van a provocar una agitación en el mercado móvil. Cash Converters, especializada en la compra y venta de productos de segunda mano, asegura que la llegada de un nuevo móvil de Apple “puede ser el mejor momento para vender el antiguo smartphone y conseguir el último modelo”. La empresa explica que en sus más de 85 tiendas se puede comprar un iPhone 5 desde 449 euros. Apple también mantiene en el mercado el iPhone 4s por 399 euros.

Normas