Tribuna
Rosalía Mera
Rosalía Mera

‘In memoriam’ de Rosalía Mera

Recuerdo perfectamente el día –estábamos en Mérida en una jornada sobre mujeres emprendedoras en la región de Extremadura– en que Juan José Morodo, subdirector de CincoDías, le ofreció a Rosalía Mera, la cofundadora del grupo Inditex, que participaba como ponente en la citada jornada, formar parte del jurado de la primera edición de los Premios a la Innovación Empresarial.
Con la naturalidad y coherencia que la caracterizaba dijo que le parecía una gran iniciativa, siempre y cuando no se premiara a los de siempre y se diera una oportunidad (y sobre todo la posibilidad) de ofrecer visibilidad a aquellos que no tenían tantos recursos, y que verdaderamente realizaban un auténtico esfuerzo por innovar, por hacer las cosas de otra manera. Comentó además que a ella le interesaba sobre todo la innovación y los proyectos de investigación y desarrollo que se generaban en las universidades. De hecho ella colaboró y financió distintas iniciativas en este sentido en la Universidad de Santiago.
Pasaron los meses y, por supuesto, formó parte de manera entusiasta, tal y como se había comprometido en un principio, del jurado de la primera edición de estos galardones, en los que se estableció la categoría a la mejor iniciativa empresarial vinculada a un campus universitario, tal y como ella sugirió en un primer momento.
Hoy Rosalía Mera ya no se encuentra entre nosotros –falleció el pasado verano víctima de un derrame cerebral mientras se encontraba de vacaciones–, pero desde aquí queremos rendir nuestro pequeño homenaje a una mujer que era mucho más que la señora más rica de España. Era atrevida, arriesgada, coherente y sobre todo le interesaba todo aquello y todo aquel que apostaba y hacía las cosas de manera diferente.
Comentaba que estaba en una posición privilegiada y que por ello debía colaborar y apoyar iniciativas emprendedoras e innovadoras. De hecho estaba vinculada con distintos proyectos de turismo rural en Galicia, que favorecían el empleo de la mujer en este entorno. También financió la puesta en marcha de un estudio de grabación de música, que ella deseaba que estuviera al mismo nivel que los grandes estudios británicos y que fuera una opción para que los grupos musicales grabaran en España.
En otra ocasión me llamó para pedirme un favor:si me interesaba publicar una información sobre una patente, que ella había ayudado a financiar conjuntamente con la Universidad de Santiago, de una nueva planta (era accionista, entre otros, de un vivero). Por ello, cuando se cumple la sexta edición de estos premios, que ya se han convertido en la gran fiesta de la innovación, nos acordamos de Rosalía Mera, para que ese espíritu emprendedor e innovador, que ella promovió y defendió a lo largo de su vida, permanezca siempre. Para que no olvidemos a los pequeños, a esas empresas que siguen haciendo un gran esfuerzo y destinando una parte de su pequeña facturación a innovar, a intentar hacer las cosas de manera diferente.
Ytambién necesitamos a empresarios, como ella, que apoyen, de manera incondicional, bien sea con financiación o con asesoramiento, todas esas ideas e iniciativas tecnológicas, científicas o empresariales que nos hagan ser diferentes.

Normas