Antonio Brufau, presidente de Repsol
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, el pasado jueves 17 de octubre en Ciudad de Panamá (Panamá).
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, el pasado jueves 17 de octubre en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE

La tecnología, motor de transformación

En Repsol creemos que la tecnología y la innovación han sido y seguirán siendo un motor transcendental y vital para la sociedad, y que el impulso de la innovación desde la empresa y el desarrollo de proyectos novedosos y retadores tendrán un impacto mucho más positivo si los afrontamos de manera colaborativa, poniendo a la sociedad en el centro del nuestro ecosistema de trabajo.

El mundo necesita cada vez más energía y es necesario que ésta se suministre de forma responsable y sostenible. Por ello, durante los últimos años la industria de la energía ha vivido un proceso de cambio constante y vertiginoso. Gracias a la tecnología y trabajando en red con los mejores, han surgido proyectos que han transformado el sector y que nos permiten ver con nuevos ojos los desafíos a los que nos enfrentamos.

En lo que se refiere a los hidrocarburos, hace dos décadas, cuando los grandes yacimientos convencionales empezaron a escasear, la industria petrolera se embarcó en la búsqueda de nuevos recursos hasta lograr perforar pozos a 8.000 metros de profundidad en el lecho marino. Era difícil imaginar que hoy se estuvieran perforando pozos a esa profundidad y sobre todo, que la tecnología lo haya permitido en un plazo tan corto, de forma segura, con un alto nivel de protección ambiental y en armonía con otras actividades. Como en otros ámbitos, los avances en las telecomunicaciones y en capacidad de supercomputación han permitido que esta industria haya dado en los últimos diez años un salto de gigante. Los sistemas de operaciones en tiempo real hacen posible hoy que los centros de decisión de las compañías dispongan de datos online desde explotaciones situadas en cualquier lugar del mundo.

En Repsol, la transformación a través de la tecnología es constante. En este aspecto y como ejemplos de iniciativas que desarrolla la compañía y que han supuesto un importante avance y contribución para la industria, podemos destacar proyectos que Repsol ha desarrollado para descubrir y producir más energía. Por ejemplo, el proyecto Caleidoscopio, una herramienta pionera para mejorar la tasa de éxito cuando se buscan nuevos recursos en el subsuelo, que ha contado con la colaboración de entidades de prestigio, como la Universidad de Stanford o el Barcelona Supercomputing Center y que ha recibido distintos galardones, como el premio Platts o el del Instituto Norteamericano de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos. También podemos mencionar Sherlock, que desarrolla nuevas tecnologías para disminuir el riesgo geológico y aumentar la tasa de éxito exploratorio. Repsol cuenta desde hace diez años con el Centro de Tecnología Repsol, uno de los más avanzados de Europa y el más grande de España, donde más de 400 investigadores diseñan soluciones energéticas innovadoras que sin duda seguirán jugando un papel importante en la transformación futura de la compañía.

Normas