Patrocinios deportivos
Azafatas de Emirates acompañan a los jugadores del Real Madrid durante la presentación del equipo al inicio de la temporada.
Azafatas de Emirates acompañan a los jugadores del Real Madrid durante la presentación del equipo al inicio de la temporada.

Las líneas del Golfo despegan con el fútbol

Las compañías aéreas árabes protagonizan un mercado que solo en patrocinio de camisetas superó por primera vez esta temporada los 500 millones de euros

En la carrera por ganar cuota de mercado en Europa, las aerolíneas árabes están invirtiendo fuertes sumas de dinero en patrocinios deportivos. España, como sede de una de las ligas más importantes del mundo, no ha quedado al margen del fenómeno.

En mayo pasado, Emirates llegó a un acuerdo con el Real Madrid por el cual pagará al club blanco 25 millones de euros al año a cambio de que durante los próximos cinco años, sus jugadores luzcan en la camiseta la marca de la compañía de Dubái.

“Posicionarnos junto a una marca internacional tan potente como el Real Madrid nos ayuda a amplificar nuestro mensaje de marca, fortaleciendo los vínculos con los aficionados al deporte de todo el mundo”, dijo en la presentación del acuerdo el jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, consejero delegado del grupo Emirates.

Como parte del acuerdo, Emirates inauguró a finales de septiembre pasado una sala exclusiva en el estadio Santiago Bernabéu. El interior de la sala, con capacidad para acoger a más de 200 invitados, ha sido diseñado inspirándose en el interior de la cabina de un Boeing 777, el mismo modelo de avión que actualmente cubre la ruta entre Madrid y Dubái.

Emirates es patrocinador también de otros equipos de fútbol europeos, como el Arsenal, AC Milan, Paris St Germain (PSG), Hamburger SV y el Olympiacos FC.

Pero la cartera de auspicios de la aerolínea no se limita al deporte rey. En España, donde ofrece 21 vuelos semanales a España –incluyendo dos vuelos diarios a Madrid y Barcelona–, el grupo árabe patrocinó recientemente el torneo de tenis Barcelona Open, en el marco de un acuerdo válido hasta el 2018.

Qatar Airways, la aerolínea de bandera de Qatar, no se queda atrás. En julio firmó un acuerdo con el FC Barcelona por el cual pagará al club azulgrana 90 millones repartidos en los próximos tres años, aunque si en ese periodo el equipo gana la Liga de Campeones, deberá ingresarle un plus de cinco millones.

La aerolínea, que vuela a 19 destinos españoles, está explotando esta relación comercial con un divertido anuncio televisivo en el que los jugadores del Barça, incluyendo su último gran fichaje, Neymar, aparecen viajando en un avión de la compañía rumbo al país del fútbol, una singular isla con la forma del escudo azulgrana.

No es la primera vez que la institución que preside Sandro Rosell cede su imagen de marca a una compañía aérea. Anteriormente, entre enero de 2010 y 2012, Turkish Airlines mantuvo su propia alianza con el Barça, por la cual pagó un total de nueve millones de euros al club catalán a cambio de que sus jugadores volaran con la compañía turca durante algunos de sus desplazamientos internacionales, además de otros derechos de marketing.

En ese mismo periodo, el grupo mantuvo un contrato similar con el Manchester United.

Si bien ambos patrocinios vencieron el año pasado, aún hoy la estrella del Barça, Leonel Messi, es embajador de la aerolínea turca, al igual que la tenista danesa Caroline Wozniacki y el escolta de Los Angeles Lakers, Kobe Briant.

En otros deportes, Turkish patrocina torneos de golf en todo el mundo y la Euroliga de baloncesto. Esta semana, la compañía anunció que el acuerdo con esta última competición, que inicialmente era por tres años (2010-2013), se extenderá hasta 2020, tiempo durante el cual el certamen llevará el nombre de la aerolínea.

En este campeonato participan cuatro equipos españoles:Real Madrid, FC Barcelona, Unicaja de Málaga y Laboral Kutxa.

Pero es en el fútbol donde las aerolíneas árabes tienen puestas sus mayores expectativas, ya que se trata del deporte que más dinero mueve. Por primera vez en la temporada 2012-2013, la inversión total en patrocinio de camisetas deportivas superó el umbral de los 500 millones de euros en las seis principales ligas europeas: Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Holanda y España.

De acuerdo con la consultora Repucom, el gasto ascendió a 522 millones, lo que supone un incremento de 33 millones frente a la temporada anterior y de 200 millones en los últimos 10 años.

La inversión aumentó en Inglaterra, Alemania, Italia y España, pero especialmente en la Premier League, mientras que se mantuvo estable en Francia y Holanda.

Normas