Breakingviews

Difícil salida para HTC

HTC muestra hasta qué punto pueden caer las fortunas tecnológicas. La mayor compañía de teléfonos móviles de Taiwán fue uno de los primeros fabricantes de teléfonos inteligentes. Ahora está de capa caída. Registró pérdidas trimestrales y sus acciones han caído casi un 90% en dos años. La empresa podría vender algunas fábricas y subcontratar la producción para ayudar a contener las pérdidas de efectivo, según Reuters. Una adquisición directa puede parecer lógica, pero mientras los productos de HTC son atractivos, la valoración no lo es.

Las cosas están empeorando, no mejorando. Los analistas estiman que a finales de 2014, los ingresos de HTC serán la mitad que a finales de 2011, según datos de Eikon. Con la caída de los márgenes, una opción para proteger los beneficios sería incorporar la firma en un fabricante de mayor tamaño que pueda trasladar la producción a lugares más baratos. La venta de su brazo manufacturero daría dinero, pero no movería más teléfonos.

Un problema con una compra es el precio. Con unos ingresos previstos de 227.000 millones de dólares taiwaneses (unos 5.580 millones de euros) para este año, y un valor de empresa de 65.000 millones (unos 1.604 millones de euros), los inversores pagan actualmente 0,29 dólares americanos por cada dólar de ventas de HTC.

La presidenta de HTC, Cher Wang, dijo en una entrevista este mes que no está interesada en vender y que está cada vez más involucrada en el manejo del negocio. HTC espera duplicar su participación en el segmento de teléfonos inteligentes de más de 500 dólares, y expandirse en China. Pero va a ser difícil. La participación de la empresa en el mercado continental global es un pequeño 2% y la empresa se niega a considerar la venta de teléfonos más baratos. Si HTC no quiere vender, los inversores descorazonados lo harán.

Normas
Entra en El País para participar