Pidió un préstamo a los consejeros para pagar 15 millones

Sousa ocultó al consejo los problemas en Pescanova, según José Carceller

El consejero de Pescanova, José Carceller Arce, ha asegurado que las cuentas que el expresidente de Pescanova entregó al consejo del 27 de febrero no informaban de los problemas de tesorería (debía pagar de forma urgente 15 y 50 millones) que 2 días antes les anunció y para los que les pidió un préstamo.

Así lo ha indicado hoy, según fuentes jurídicas, el consejero de Pescanova en su declaración como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Las mismas fuentes han apuntado que Carceller ha explicado cómo el expresidente de la pesquera Manuel Fernández de Sousa convocó a varios accionistas (Damm, Luxempart e Iberfomento) para anunciarles graves problemas de tesorería y solicitarles un crédito tal y como él había hecho con 16 millones.

En su declaración, Carceller ha indicado que Sousa les anunció que había problemas de tesorería para poder hacer frente de forma inmediata a un pago de 15 millones de euros que vencía del crédito sindicado y otras necesidades de pago de 50 millones a lo largo del mes de marzo.

Sousa realizó dos préstamos a Pescanova por unos 16 millones de euros, de los que 6 millones -prestados por un plazo de cinco días- los recuperó el mismo día en el que la pesquera solicitaba el concurso de acreedores, mientras que por los otros 9,3 millones figura como acreedor de la sociedad, según le han sido reconocidos por la administración concursal de Pescanova, Deloitte.

En esa reunión del 25 de febrero, Carceller afirma, según las mismas fuentes, que preguntaron a Sousa a qué se habían destinado los 120 millones de euros de la reciente ampliación de capital, cuestión a la que “Sousa no da respuesta alguna”.

Carceller ha detallado que dos días después, en el consejo de administración del 27 de febrero convocado para aprobar las cuentas de 2012, llevó una carta para que constara en acta, a la que se sumó el consejero Luxempart.

En ella, apuntaba que -a pesar de la potencial gravedad de tesorería anunciada por el expresidente de Pescanova dos días antes-, en el tiempo transcurrido hasta el consejo de este 27 de febrero no había tenido conocimiento, ni recibido información de esas circunstancias, ni a título individual ni en el seno del consejo de administración de la pesquera.

Ha dicho que en esa reunión del consejo él se niega a firmar las cuentas y que Sousa plantea que o firman todos o no firma nadie, por lo que retira las cuentas y proceden a votar el preconcurso de acreedores, según las mismas fuentes.

A preguntas sobre la actuación de BDO, auditora de Pescanova durante once años, Carceller ha opinado que tras revelarse los problemas de tesorería, en los consejos siguientes la auditora parecía “noqueada y sin sangre”.

Sobre quiénes eran los que reportaban las cuentas al consejo, ha destacado que siempre eran Sousa y el jefe de auditoría y responsable de la consolidación contable del grupo Pescanova, Joaquín Viña Tamargo.

Según fuentes jurídicas, el abogado de Sousa, Gonzalo Martínez Fresneda, que ha subrayado que su defendido cuenta con una participación cercana al 5% en Pescanova (según la CNMV es del 7,51 %), ha preguntado a Carceller por la participación de Damm, aludiendo a que, en su opinión, ahora es el máximo accionista (cuenta con el 6,2% según la CNMV) por el 1,6% que la compañía Disa tiene en la pesquera.

Fuentes del mercado han remarcado que aunque Demetrio Carceller es presidente de Damm y de Disa, ésta última tiene otros accionistas y otro consejo de administración distinto, por lo que esa participación no se puede sumar.

Fuentes de Pescanova han resaltado que Sousa en su declaración de la pasada semana como imputado ante el juez Ruz aseguró que controlaba cerca de un 6% a través de Sodeco.

 

 

 

Normas