Ignacio González apela a su autonomía
Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid.
Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid.

Madrid replica que adherirse al plan de proveedores es voluntario

Lo acusa de cambiar “de forma radical y unilateral las condiciones”

Hoy sábado comienza la segunda fase del Plan de Pago a Proveedores

La Comunidad de Madrid asegura que el Ministerio de Hacienda “no puede obligar” a las Comunidades Autónomas a adherirse a la segunda fase del Plan de Pago a Proveedores, iniciada hoy, porque es “voluntario”, y lo acusa de cambiar “de forma radical y unilateral las condiciones”.

El Gobierno madrileño en un comunicado ha salido al paso esta tarde de otro del departamento que dirige Cristóbal Montoro, en el que sostiene que las regiones que se adhirieron al primer tramo del plan -que empezó en junio para reducir el cúmulo de facturas pendientes- entran automáticamente en la última fase.

“El Ministerio de Hacienda no puede obligar a las comunidades autónomas a acogerse y debe respetar la autonomía de las mismas, respaldada por la Constitución y los Estatutos de Autonomía”, agrega la nota del Ejecutivo autonómico.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid acordó ayer no adherirse a la última fase del plan de pago a proveedores por entender que cuenta con una “gran solvencia”.

La Consejería de Economía y Hacienda ha manifestado hoy que el Gobierno ha cambiado “de forma radical y unilateral las condiciones” del Plan de Pago Proveedores, que “no son conocidas por las comunidades autónomas”.

El Gobierno regional se pregunta cómo van a estar las regiones “obligadas a adherirse a algo que no conocen”.

“Tampoco ha facilitado el ministerio información -aunque se le ha preguntado- sobre los tipos de interés que tendrían los créditos que se suscribiesen en aplicación de esta fase del Plan de Pago a Proveedores. ¿Cómo van a estar obligados los gobiernos autonómicos a suscribir un acuerdo del que no conocen, siquiera, las condiciones de los tipos de su endeudamiento?”, continúa la nota.

Según la consejería madrileña, Hacienda incurre en una “clarísima contradicción” al afirmar que “para poder participar en esta nueva fase las comunidades autónomas deben presentar o modificar el Plan de Ajuste anteriormente presentado y remitir una serie de datos al ministerio”.

“¿Cómo va a ser obligatorio este plan -añade- si el propio ministerio está exigiendo condiciones y requisitos para poder participar en el mismo?“

El Gobierno madrileño subraya también que “con el sistema planteado por el ministerio los proveedores que se pueden adherir al nuevo tramo podrían cobrar a finales del año 2013”, mientras que, sin la adhesión de la Comunidad de Madrid a esta segunda fase del plan, cobrarían en noviembre, por lo que, a su juicio, “los derechos de los proveedores son defendidos de una manera superior por la Comunidad de Madrid”.

Según la Consejería de Economía y Hacienda, los proveedores que quieran acudir a esta nueva fase “hubieran cobrado hace mucho tiempo, en el caso de la Comunidad de Madrid, si el Ministerio de Hacienda hubiese tramitado la autorización de endeudamiento de 689 millones que la Comunidad pide desde el pasado agosto” y que “ha sido pedida en diez ocasiones”.

Normas