Un software de Luce IT analiza el rendimiento en fábrica
Un operario de Airbus revisa la fabricación de componentes de un avión.
Un operario de Airbus revisa la fabricación de componentes de un avión.

Tecnología española para inyectar más ritmo a Airbus

La empresa surgió en 2008 de la Universidad de Valladolid

Cinco años han pasado desde que la pequeña tecnológica Luce IT saliera del semillero de empresas que es la universidad, en concreto la de Valladolid, hasta que se ha convertido en un proveedor de tecnología del gigante mundial de la aeronáutica Airbus.

Su historia es la de la carrera por tratar de sorprender al mercado. Constituida en 2008, con unos ingresos operativos de dos millones y el 95% del capital en manos de su consejero delegado, Javier Durán, la firma pucelana ya había conseguido hitos importantes como los acuerdos con Google, Apple, IBM u Oracle para desarrollar aplicaciones con sus herramientas. Pero el salto con el software creado para Airbus promete ser exponencial.

El desarrollo en concreto ha sido bautizado como OEE Pro y se trata de una herramienta de mantenimiento predictivo enfocada a elevar la productividad de las máquinas de una fábrica, en este caso la de Airbus en Illescas (Toledo). El software analiza en qué momentos pierden eficiencia los robots, cuánto dinero le cuesta a la empresa y diagnostica cualquier otro problema en el proceso productivo que derive de este tipo de maquinaria.

La tecnología ha sido implantada ya en la planta toledana de Airbus, una de las más importantes del fabricante de aviones a nivel mundial. “Trabajamos ya en Brasil o México, pero el producto OEE Pro nos va a dar impulso en la internacionalización de la empresa. Negociamos ya con potenciales clientes para instalar el software en sus fábricas”, asegura Durán, quien también teje en estos momentos una red de socios capaces de implantarlo.

Posibilidades

Las cláusulas del contrato con Airbus acotan la venta de la herramienta predictiva de Luce IT a otros fabricantes de aviones, pero la pyme española aprecia posibilidades comerciales en el campo farmacéutico, en la producción de satélites y palas para aerogeneradores o en procesos relacionados con el sector agroalimentario. La instalación en fábrica puede llevarse unos dos meses

OEE Pro funciona a través de una red de sensores conectados al autómata de los robots y al entorno de los mismos. A partir de ahí recibe decenas de miles de parámetros, los analiza y “permite descubrir desperdicios ocultos en las metodologías actuales, conocer en tiempo real la evolución respecto a lo planificado y medir en costes reales cada actividad, motivo de parada o desperdicio”, explican desde Luce IT.

Se trata de exprimir las posibilidades de la tecnología: aumentar capacidad de producción sin inversión extra, adelantar la amortización de la maquinaria, reducir costes de fábrica y tener las piezas lo antes posible. Puntos críticos todos ellos cuando los dos grandes fabricantes de aviones, Airbus y Boeing, se enfrentan a grandes picos de producción a la vista de los pedidos que parten en los últimos meses de las principales aerolíneas del mundo.

La fábrica de Illescas es una de las referencias mundiales en el trabajo con materiales compuestos y, concretamente, con fibra de carbono. De hecho, alcanza el 8% del consumo aeroespacial mundial de ese material puntero en la producción de aviones.

Normas