La cadena cuenta con más de 300 centros
Los hermanos Luengo depositan 10 millones y se hacen con Marco Aldany

Los hermanos Luengo depositan 10 millones y se hacen con Marco Aldany

La familia fundadora de la cadena de peluquerías Marco Aldany ha depositado en el juzgado los 10 millones de euros necesarios para tomar el control de la unidad productiva de la compañía, en concurso de acreedores. Los hermanos Fernández Luengo participaron este verano en la subasta de la marca de la empresa y otros activos presentando la oferta más alta compitiendo con una sociedad creada por directivos del sector y de relevante perfil financiero. El juez del concurso de Marco Aldany dio de plazo a los creadores de la firma hasta el martes para aportar la cantidad comprometida, lo que hicieron ese mismo día, según fuentes que han participado en la operación. 

Marco Aldany, creado en 1997, es la primera cadena de peluquerías de España, con más de 300 centros, la mayoría en régimen de franquicia. En 2010 el grupo registró unas pérdidas de 6,4 millones después de ganar un millón en 2009. Pasó de ingresar 48,9 millones en 2009 a 37,2 millones en 2010. The Chic Corporation Worldwilde, la sociedad que controla Marco Aldany y la enseña Jofer, se declaró en concurso a inicios de 2012, cinco años después de que la sociedad de capital riesgo MCH se hiciera con el 50% de la firma, por 90 millones, quedándose los fundadores en la gestión de la empresa y con el resto del capital.

La posibilidad de la venta de la unidad productiva de una empresa en concurso está contemplada por la ley concursal y ya se empleó el pasado año, por ejemplo, en el caso de la venta de la marca y bienes de Cacaolat. El caso de Marco Aldany tiene la peculiaridad de que son los mismos propietarios de la concursada -los Fernández Luengo tienen el 50% de la compañía- los que han comprado la unidad productiva. El juez del concurso de Marco Aldany apuntó en un auto del proceso de subasta este hecho, lo que, señalan expertos en concursal, muestra la incongruencia que supone, en el reglamento español, que los gestores de una empresa insolvente tengan capacidad financiera para adquirir la empresa pero no para evitar el concurso.

De Fortis a BNP

The Chic Corporation (Marco Aldany) contaba con un préstamo de hasta 110 millones aportado por Fortis, por la deuda que cargó en la empresa la compra del 50% por parte de la sociedad de capital riesgo MCH. Cuando en 2009 BNP Paribas se hizo con la mayor parte del negocio de Fortis, la entidad francesa se hizo cargo de la financiación de Marco Aldany. Deloitte, auditor de The Chic Corporation Worldwide, advertía en su informe del ejercicio 2010 de la compañía que esta se encontraba renegociando el contrato de préstamo con BNP Paribas Fortis, sin alcanzar un acuerdo. Los administradores de la sociedad clasificaron ese préstamo como pasivo corriente provocando que la firma presentara a 31 de agosto de 2010 un fondo de maniobra negativo de 71 millones “lo cual es indicativo (...) de la existencia de una incertidumbre significativa sobre la capacidad de la sociedad para continuar”.

Normas
Entra en El País para participar