La teleco justifica la decisión en el bloqueo de la Fundación KPN
Sede de KPN.
Sede de KPN. Reuters

América Móvil retira la opa sobre la operadora holandesa KPN

Sus acciones se disparan en Bolsa

Cambio drástico en el mapa europeo de las telecomunicaciones. América Móvil comunicó ayer su decisión de no presentar una opa para adquirir el 100% de la operadora holandesa KPN, de la que ya posee un 29,7% del capital. La firma estaba ofreciendo 2,40 euros por cada título de la teleco de los Países Bajos, que suponía un desembolso de 7.100 millones de euros.

Tras el anuncio, las acciones de América Móvil se dispararon más de un 4% en la Bolsa de México.

En un hecho relevante remitido a la SEC y a la autoridad bursátil mexicana, el grupo de Carlos Slim justificó su decisión en el bloqueo provocado por la posición de la Fundación KPN, que ejerció la opción para emitir acciones preferentes clase B que le otorgaban una participación del 50% del capital menos un voto. La Fundación tiene entre sus estatutos el objetivo de mantener la independencia y la identidad de la operadora.

De esta manera, la compañía mexicana, que reconoció que había sido imposible alcanzar un acuerdo con la dirección de KPN ni con los responsables de la citada fundación, indicó que con esta situación sería imposible situar su participación por encima del 50% del capital.

En su comunicado, América Móvil insistió en que ha mantenido numerosas negociaciones con los miembros del consejo de administración y del comité ejecutivo de KPN. La firma explica que se trataron temas como el precio ofrecido por las acciones así como el compromiso con accionistas minoritarios, empleados y clientes de KPN. Además, América Móvil aseguró que había mantenido “un diálogo abierto y constructivo con el Gobierno de Holanda, representado por el Ministerio de Economía, así como con otras agencias gubernamentales y con otras partes interesadas en KPN”.

El grupo de Slim señaló que, después de las conversaciones, entregó a KPN propuestas concretas relacionadas con la participación esperada en la administración de la operadora holandesa dependiendo de la participación accionarial que obtuviera tras la opa. En este punto, dejó claro que no había recibido comentario alguno a dichas propuestas por parte de KPN.

América Móvil reiteró su convencimiento de que KPN requiere de un socio estratégico con experiencia operativa en el sector de las telecomunicaciones, escala y con una visión de largo plazo que le permita enfrentar los importantes retos del sector de las telecomunicaciones en Europa en los próximos años.

Asimismo, América Móvil afirmó que eran los accionistas de KPN, a quienes estaba destinada la oferta, quienes debían decidir “si el precio es justo”. El grupo mexicano reiteró que “son los accionistas quienes debieron haber tenido la opción de vender sus acciones considerando en su integridad los términos y condiciones de la oferta”.

La retirada de la opa viene tras un periodo convulso en KPN, marcado por el acuerdo para vender su filial alemana E-Plus a Telefónica por 8.500 millones de euros. Inicialmente, América Móvil sembró dudas sobre la operación al no aclarar su posición. De hecho, en el mercado se especuló con que podía bloquear la operación. Posteriormente, el grupo de Slim decidió apoyar la operación, una vez que se acordó con Telefónica una mejora de los términos de la venta.

El grupo buscará nuevas opciones de expansión

La decisión supone un varapalo para América Móvil, que ve como su avance en el Viejo Continente se va a frenar. Un proyecto con el que el grupo de Carlos Slim buscaba nuevas vías de expansión para compensar el freno del crecimiento del negocio en los mercados latinoamericanos, donde concentra la mayor parte de sus operaciones.

La operadora mexicana realizó una fuerte apuesta en 2012 con la compra del citado 29,7% del capital de KPN y del 23% de Telekom Austria. Eso sí, no tiene el control de ninguna de ellas. Además, el resultado por ahora no es bueno. En el caso del grupo holandés, pagó entre 7,5 y 8 euros por cada acción, cuando en la actualidad cotiza en el entorno de los 2,35 euros.

En el mercado se comenta que América Móvil podría buscar otras opciones en mercados europeos como Italia. De hecho, la prensa especuló con que podría tratar de lanzar una opa sobre Telecom Italia. De igual forma, podría buscar una mayor colaboración con AT&T, uno de sus accionistas de referencia.

Fuera del Viejo Continente, América Móvil podría tratar de adquirir parte de TIM Brazil, filial local de Telecom Italia, si finalmente el grupo transalpino decide vender esta subsidiaria.

Y la situación no es fácil. En un informe publicado esta semana, Barclays advertía de que a pesar del fuerte crecimiento en el mercado de la telefonía fija y de la televisión vía satélite en Brasil, la compañía continuaba evolucionando por debajo del resto de empresas en el negocio móvil con unos márgenes débiles. Además, recordó que América Móvil se está enfrentando al proceso liberalizador iniciado por el Gobierno mexicano que implicará una pérdida de cuota de mercado. Como dato positivo, no obstante, destacó la mejora de la compañía en el negocio del móvil en México.

Normas