América Móvil recuerda el apoyo financiero que ha dado al grupo holandés
Sede de KPN.
Sede de KPN. EFE

Slim, dispuesto a retirar la opa sobre KPN tras el rechazo de su Fundación

Las acciones de KPN caen un 5,5% en Bolsa

Nuevo movimiento en la partida de ajedrez en las telecos europeas. Ahora, la opa de América Móvil para alcanzar el 100% del capital de KPN (posee el 29,77%), valorada en 7.100 millones de euros está en peligro. La Fundación KPN comunicó ayer su decisión de ejercer la opción de compra que le fue otorgada por KPN para la adquisición de acciones preferentes clase B representativas del capital social de la propia operadora.

Tras este paso, el consejo de administración y el comité directivo de KPN aprobaron la emisión de 4.258.098.272 acciones preferentes clase B a favor de la Fundación, representativas del 50% menos un voto de la totalidad del capital social del grupo.

En estas circunstancias, América Móvil ha manifestado hoy que, “en el caso de que la Fundación mantenga su posición actual y busque evitar que la opa prospere, en detrimento de los clientes, empleados y accionistas de KPN, así como de los servicios de telecomunicaciones de los Países Bajos, estaría preparada para retirar la oferta”.

En un comunicado publicado hoy, el grupo controlado por Carlos Slim recordó que ha sido el accionista minoritario con mayor participación accionaria en KPN desde junio del 2012. “Al momento de hacer nuestra inversión inicial, KPN padecía el impacto de varios años de falta de inversión en el negocio, al mismo tiempo que buscaba ofrecer a sus accionistas alta rentabilidad y utilidades inmediatas” ha indicado la teleco mexicana, añadiendo que en el proceso, KPN había perdido participación de mercado como resultado de la insatisfacción de miles de clientes que migraron a sus competidores.

Asimismo, América Móvil ha recordado que seis meses después de haber realizado nuestra inversión inicial, KPN buscó a América Móvil toda vez que la compañía tenía dificultades para mantener la calificación de grado de inversión de su deuda. “Cuando KPN llevó a cabo ajustes por sus planes de pensiones y sus obligaciones fuera de balance, la deuda real de la compañía se incrementó sustancialmente y fue varias veces mayor que el flujo de efectivo generado por sus operaciones”, ha advertido América Móvil, insistiendo que KPN temía que la pérdida del estatus de grado de inversión de su deuda hiciera extremadamente complicado para la teleco holandesa hacer frente a sus obligaciones.

De igual forma, América Móvil ha señalado que decidió apoyar un esfuerzo para recapitalizar KPN. “Gracias a dicho apoyo, KPN logró obtener 4.000 millones de euros en nuevo capital, incluyendo 3.000 millones a través de la emisión de derechos de suscripción realizada en mayo pasado, en la cual América Móvil contribuyó con 900 millones”, ha indicado la empresa de Slim.

En esta línea, América Móvil explica que KPN decidió vender recientemente su subsidiaria alemana E-Plus al operador español Telefónica. “El esfuerzo de América Móvil permitió a KPN recibir 500 millones de euros adicionales a los inicialmente propuestos por Telefónica y aceptados por KPN, con motivo de la venta de su activo alemán”, recuerda la firma.

América Móvil recuerda que es un inversor altamente reconocido por su visión de largo plazo en sus inversiones, desarrollo de sus operaciones, creación de empleos y capacitación de sus empleados con la finalidad de adaptarlos rápidamente al cambio de entorno laboral generado por el cambio de tecnológico.

La decisión de la Fundación KPN así como la respuesta de América Móvil han tendido un impacto directo en los títulos de la operadora holandesa. Así, las acciones de KPN han llegado a caer a la apertura más de un 5,5%. Ahora cotizan en 2,16 euros, por debajo de los 2,4 euros que ofrece la compañía mexicana.

 

Normas