CiU alerta sobre el riesgo de una declaración unilateral de independencia
GRA088 SALOU (TARRAGONA), 16102013.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante su intervención en la inauguración de la duodécima edición de la jornada económica Gresol, que se celebra en Salou (Tarragona) donde ha destacado la capacidad de Cataluña para captar inversiones extranjeras a pesar del "ruido político" generado por el debate soberanista.EFEJaume Sellart
GRA088 SALOU (TARRAGONA), 16/10/2013.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante su intervención en la inauguración de la duodécima edición de la jornada económica Gresol, que se celebra en Salou (Tarragona) donde ha destacado la capacidad de Cataluña para captar inversiones extranjeras a pesar del "ruido político" generado por el debate soberanista.EFE/Jaume Sellart EFE

El Gobierno rebate a Mas sus agravios y pide serenidad

“La caja del Estado se corresponde con los impuestos de todos los ciudadanos”, recuerda Montoro

Hacienda admite que el cálculo de las balanzas fiscales está muy avanzado

Los técnicos del Ministerio de Hacienda se han puesto ya manos a la obra para elaborar un documento en el que se rebata “capítulo a capítulo” la serie de agravios económicos a Cataluña que ha llevado a la Generalitat a reclamar el martes más de 9.300 millones al Ejecutivo Central.

Así lo anunció esta mañana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro en el Congreso de los Diputados, donde acusó al Gobierno catalán de “mezclar cifras indebidamente” con el citado listado de supuestos incumplimientos del Ejecutivo de Mariano Rajoy con los ciudadanos residentes en Cataluña.

En concreto, Montoro recriminó a la Generalitat que incluyera en ese listado de agravios la disposición adicional tercera del Estatuto de Cataluña –que fija que las inversiones del Estado en esta región sean equivalentes a su peso en el PIB nacional– porque si se hubiera provisionado en los Presupuestos Generales del Estado, “no serviría ni para financiar los servicios públicos que está gestionando directamente el Gobierno catalán”, explicó.

En su opinión, esos “titulares” promovidos por Artur Mas, “no convienen” y “ayudan muy poco a serenar” el debate político.

En este escenario, el portavoz parlamentario de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, lo volvió a decir en la Cámara Baja. No le gusta la deriva independentista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y hoy se lo ha repetido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que alertó de las consecuencias de no hacer nada en Cataluña. Según advirtió, el Gobierno central debe mover ficha o el proceso acabará en una declaración de independencia unilateral del Parlamento de Cataluña.

Cálculo de balanzas fiscales

Pero el titular de Hacienda restó importancia a estas advertencias y reiteró que aún siendo “importante” para el Gobierno el debate político sobre el derecho a decidir y la independencia de Cataluña, “no es una prioridad absoluta” para el Ejecutivo. Y, de nuevo, volvió a pedir “serenidad” a la hora de abordar esta cuestión.

En otro momento de su intervención en la sesión de control al Gobierno, Montoro se refirió en general a todos los responsables de las comunidades pidiéndoles precisamente y por tercera vez en el día “serenidad” para abordar el debate sobre financiación autonómica.

El ministro de Hacienda se quejó de que todas las comunidades autónomas reclamen más financiación a su Departamento y recordó que el dinero del Estado “sale” de los impuestos de los ciudadanos de toda España. “¿De dónde sale el dinero del Estado? De los impuestos de todos. Reclaman al Estado como si tuviera una caja propia, y la caja del Estado se corresponde con los impuestos de todos los ciudadanos en todos los territorios de España”, defendió Montoro en respuesta a una pregunta del diputado de Compromís Joan Baldoví, quien denunció el “desequilibrio financiero” padecido por la Comunidad Valenciana.

A este respecto, Montoro insistió en el calendario para la reforma de la financiación autonómica anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recordó que en diciembre de este año se publicarán las balanzas fiscales y se hará pública la evaluación del actual modelo. Después se elaborará una reforma tributaria y “hacia la segunda mitad del año próximo” será cuando se acometa la reforma del sistema de financiación de las comunidades autónomas.

De esta forma, el ministro animó a todas las comunidades a afrontar este debate de la manera “más serena y razonable” y recordó que se trata de una reforma fundamental para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos ofrecidos a todos los ciudadanos.

Por último, confirmó que su intención es presentar las balanzas fiscales al mismo tiempo que una primera evaluación del actual sistema de financiación autonómica. El trabajo de recopilación de datos para la elaboración de las balanzas está muy adelantado, y aunque no está aún decidido del todo el método de cálculo, será probablemente similar al de las últimas balanzas publicadas para que se puedan comparar.

Normas
Entra en El País para participar