El Foco

Una Agencia Tributaria renovada

La Agencia Tributaria ha sido desde su nacimiento una institución puntera y moderna de la Administración española y de toda la UE. En los últimos tiempos hay quien opina que se necesita dar un nuevo impulso, incluso quien critica las últimas actuaciones realizadas. En este artículo se intenta dar respuesta estas cuestiones.

1- ¿La Agencia Tributaria está politizada? ¿Hay un excesivo número de nombramientos por el sistema de libre designación?
La primera pregunta que debe hacerse es si es más profesional quien está en un puesto de concurso que uno nombrado por libre designación; personalmente opino que no. Además, la independencia de la Agencia está garantizada por la profesionalidad de un personal que pertenece a la función pública. En cualquier caso, hay que advertir que no es un planteamiento nuevo, durante los últimos años, por razones técnicas e internas de la Agencia, se ha desarrollado una política de recursos humanos para dotar de suficiente agilidad a la provisión de puestos de trabajo. La eficiencia de la Agencia depende en gran parte de esta flexibilidad.

2- ¿Por qué no participan funcionarios de la Agencia Tributaria en el Comité de Expertos para la Reforma Fiscal?

La independencia de la Agencia está garantizada por la profesionalidad del personal de la función pública

Una visión externa contrastada siempre ayuda a mejorar la toma de decisiones. Los miembros del Comité son personas cuya acreditada valía intelectual y académica está fuera de duda.
No es algo nuevo, muchas organizaciones públicas acuden a instituciones independientes para contrastar que la decisión final es la más correcta. Pero esa decisión final solo le corresponde al Gobierno. Este ministerio cuenta con expertos de máximo nivel que van a realizar ese contraste. Bajo la dirección del ministro mi responsabilidad como secretario de Estado de Hacienda es que la solución final sea la correcta.

3- ¿Existe un control adecuado sobre las grandes empresas?
El control de las grandes empresas es una de las prioridades de la Agencia Tributaria. Aparte de la labor de la Delegación central de grandes contribuyentes, este año se ha creado la Oficina de fiscalidad internacional para coordinar los criterios que profundizan en estas actuaciones. No se trata solo de potenciar la inspección sino de ayudarlas en la aplicación de las normas. De hecho, el Foro de grandes empresas, deberá desarrollar fórmulas de colaboración en breve. Es mi intención dar un impulso a este tema.

Quedan muchas cosas por hacer si queremos dejar fijadas las bases del futuro sistema fiscal

Por otra parte, teniendo en cuenta que muchos de los cambios normativos que hemos asumido, como la limitación de los gastos financieros, supresión de libertad de amortización, etc, hacen necesario que estemos extremando el control. Prueba de ello es que en 2012 las actuaciones de control sobre precios de transferencia han permitido realizar ajustes en la base imponible superiores a 472 millones€o que las actuaciones de regularización por deducciones indebidas de gastos financieros en operaciones intragrupo han supuesto incrementos de las bases imponibles declaradas de más de 1.700 millones. Creo que es una buena muestra de la efectividad de dicho control.

4- ¿Son suficientes los instrumentos legales para combatir el fraude?
La labor legislativa siempre es compleja y está en constante proceso de mejora. En el último año y medio se han sacado adelante poderosos instrumentos normativos que harán más fácil la persecución del fraude, especialmente la Ley 7/2012 y la reforma del Código Penal. Además de trabajar en su desarrollo, estamos pensando nuevas medidas que puedan completarla. Para ello la Agencia Tributaria cuenta con un nuevo equipo directivo, con Santiago Menéndez a la cabeza, del que resultarán nuevas formas de control y gestión de los tributos.

5- ¿Los casos de corrupción que están siendo tramitados en vía judicial relacionados con la Declaración Tributaria Especial (DTE) han afectado a la credibilidad del ministerio?
De ninguna manera. El ministerio de Hacienda ha dejado claro que para que una regularización extraordinaria surta efecto deben cumplirse una serie de condiciones, como que se identifique el titular real de los bienes o que no se tenga abierta ninguna investigación abierta previa. Sin tales requisitos, no es válida la declaración tributaria especial aunque se haya intentado validar. Además, el proceso de regularización no alcanza a delitos iniciados con carácter previo a la presentación de la declaración.

6- ¿Será efectiva la publicación de una lista con los mayores defraudadores?
Los contribuyentes tienen derecho a conocer los incumplimientos tributarios con una mayor relevancia social. Es cierto que el acceso es público en los procesos judiciales pero nadie se ha ocupado de recopilar la información y hacerla más accesible a los ciudadanos. Por otra parte, también se está estudiando que la medida abarque otros incumplimientos socialmente reprobables, concretamente, los que hubiesen sido merecedores del mayor reproche sancionador tributario.

7- ¿Los errores en el suministro de información en el denominado Caso Noós dañan la imagen de la Agencia Tributaria?
Ya expliqué lo sucedido en su momento. Se trasladó información suministrada por terceros, una información errónea que no fue contrastada al no atenderse en auxilio judicial.
En cualquier caso hay que poner en valor el enorme esfuerzo que realiza la Agencia en las tareas de auxilio judicial y peritaje. Cada año, más de 1.000 funcionarios se dedican a cumplir esta obligación.

8- ¿Balance y proyectos de futuro?
En 2012 se hablaba de rescate y ahora no es así, pero creo que no es el momento de hacer balances pues aunque hemos hecho muchas cosas, quedan muchas por hacer si queremos dejar fijadas las bases del futuro sistema fiscal. ¿Proyectos? Una reforma fiscal que abarque el ámbito estatal, autonómico y local, revisión del sistema de financiación autonómico y local, completar y desarrollar las medidas de la Ley 7/2012, diseñar nuevas vías de comunicación con los ciudadanos y las empresas, acometer el plan de regularización catastral, mejorar la eficiencia de los Tribunales Económico-Administrativos…. Para ello contamos con magníficos funcionarios, comprometidos en ayudar a este país y a los que creo que debemos agradecer y poner en valor su enorme esfuerzo y entrega profesional.

 

Miguel Ferre Navarrete es secretario de estado de Hacienda

Normas
Entra en El País para participar