Por valor de 3.000 millones de euros
Dos operarios colocan hoy las baterías de la furgoneta eléctrica Citroën Berlingo en la cadena de montaje de la planta de PSA.
Dos operarios colocan hoy las baterías de la furgoneta eléctrica Citroën Berlingo en la cadena de montaje de la planta de PSA. EFE

PSA estudia ampliar capital para dar entrada a Dongfeng y al Estado francés

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën prepara una ampliación de capital por un importe de 3.000 millones de euros para dar entrada en su capital al estado francés y a su socio chino Dongfeng Motors. Las acciones de la empresa gala, que no ha confirmado ni desmentido la noticia, se dejaban un 11% en bolsa a mediodía.

En concreto, según fuentes conocedoras del proyecto que cita la agencia Reuters, Dongfeng y el Estado francés acudirían a esta ampliación de capital con 1.500 millones cada uno, lo que les otorgaría una participación en PSA de entre el 20% y el 30% del accionariado.

Según las mismas fuentes, una delegación de PSA Peugeot-Citroën, representantes del Gobierno francés y directivos de bancos se encuentran en China para preparar una carta de intenciones que dé paso a un acuerdo definitivo en las próximas semanas.

La ampliación de capital, que se ejecutará antes de finales de año, supondrá que la familia Peugeot renunciará al control de la empresa, más de dos siglos después de su nacimiento. Los Peugeot son actualmente el primer accionista con el 25,4%.

Además, la operación traería consigo una dilución de la participación del 7% que General Motors ostenta en el capital de PSA desde principios de 2012, en el marco de una alianza estratégica entre los dos grupos automovilísticos.

PSA "Estudia proyectos aún no maduros"

Tras la difusión de la noticia de Reuters, PSA Peugeot-Citroën hizo público un escueto comunicado en el que no confirma ni desmiente la posible ampliación de capital ni la entrada de Dongfeng y del Estado galo en su accionariado.

“Como se ha comentado en anteriores comunicaciones financieras, PSA Peugeot-Citroën confirma que está examinando nuevos proyectos de desarrollo industrial y comercial con diferentes socios, así como las modalidades de financiación que les acompañarían”, explica la empresa.

“Ninguno de estos proyectos ha alcanzado la madurez en estos momentos”, añade la corporación francesa, cuyas acciones se hundían a mediodía en la Bolsa de París, con una caída del 10,59%, hasta marcar un precio de 11,06 euros.

Normas
Entra en El País para participar