Coface eleva la posibilidad de impago en la UE
Coches en un aparcamiento
Coches en un aparcamiento

El sector del automóvil español mejora al europeo en riesgo de impago

La aseguradora francesa de crédito a la exportación Coface ha empeorado sus previsiones para el sector automovilístico europeo. El riesgo de impago comercial se sitúa en el último escalón de la tabla que elabora Coface. Ha pasado de alto a muy alto. En el caso concreto del mercado español, el riesgo se concentra sobre todo en las concesionarios.

“La industria europea del automóvil se está viendo particularmente afectada por la prolongada crisis económica. La demanda interna es cada vez más débil y existen además razones estructurales, como el aumento en la última década de los costes de producción”, reza el informe de Coface. Ponen como ejemplo la ola de quiebras en el sector de fabricantes francés: entre agosto de 2012 y julio de 2013, su número aumentó en un 11%.

Resaltan además el coste financiero de estas quiebras para los proveedores: de hasta el 35%. Y sobre todo para los concesionarios (58% del total) y subcontratistas (24%). La situación de la industria fabricante en España es algo diferente. “Mientras que en Europa hay un exceso de capacidad, España ha recibido 3.500 millones de inversión, más carga de trabajo y nuevos modelos”, explica el portavoz de Anfac, la patronal de fabricantes en España.

“Los acuerdos entre empresarios y sindicatos han sido fundamentales para dotar de más flexibilidad y atraer inversiones. Tenemos, además, un parque de empresas de componentes cercanos a las factorías que arropa mucho al sector”, añade. En prácticamente todos los países europeos las matriculaciones han ido cayendo en picado desde 2009. En Francia han caído un 11,2% solo el año pasado, por un 8,1% en Alemania.

En España no ha sido diferente. Han bajado de 1.600.000 en 2007 hasta una previsión de 700.000 para este año, según datos de la Anfac. La buena noticia es que de cerrar así el ejercicio, se mantendría el volumen de 2012. “Es cierto que el mercado interno está bajo. Pero gracias las ayudas del Gobierno como la renovación del plan PIVE, hemos conseguidos mantenernos”, añade el portavoz de la patronal de fabricantes.

Coface pone el foco del riesgo español en los concesionarios, cuya rentabilidad media es negativa. “Como en Francia, observamos que tanto los concesionarios de automóviles como los fabricantes de componentes concentran la mayor parte del riesgo. En concesionarios, hubo una caída del 83% en entre 2007 y 2012, sobre todo por la fuerte caída en las ventas”, explican.

Los números de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) son mucho más moderados. Marcan un descenso del 10,2% en el mismo periodo. “Es cierto que han cerrado muchos puntos de venta, pero hay que tener en cuenta que eso no significa que hayan cerrado las empresas. Muchas han mantenido la posventa”, afirman desde Faconauto.

El informe de Coface insiste en que “los próximos meses serán difíciles para la industria, aunque una gran parte de la producción se está reorganizando dentro del país, por ejemplo, Renault en Vigo. Aun así, continuamos por tanto observando un riesgo muy elevado”. Desde Anfac sostienen también que la caída de la demanda interna se ha compensado en parte con los nuevos destinos para la exportación como el norte de África, Turquía o Rusia

Normas