Prevén bajadas de hasta 100 puntos básicos

Qué puede ocurrir con la prima de riesgo

 

Los malos tiempos han pasado para la prima de riesgo y hay trecho para la mejora. Esta es la opinión de los expertos, que cuentan con que la prima de riesgo baje aún más en los próximos meses, hasta una franja que podría estar entre los 100 y los 150 puntos básicos. Unos datos que van en línea con el mensaje de cama que sale del Gobierno. “La deuda española es sostenible”, aseguró anoche el secretario general del Tesoro y Política Financiera, Íñigo Fernández de Mesa.

“Será más bien por una subida de la rentabilidad en la deuda alemana que por la prima española en sí”, apunta Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital. “A los precios actuales, los inversores pierden dinero con la deuda alemana, por lo que nosotros la vemos más bien en el entorno del 2,8%”. “No tiene sentido la situación actual”.

Rafael Romero, de Unicorp, es algo menos optimista respecto de la situación del diferencial de la deuda: la sitúa en el entorno de los 220 puntos básicos, aunque coincide con que la deuda alemana tendrá que subir: “prevemos estabilidad para la deuda española, con bajadas”, sentencia.

Las grandes rentabilidades a la hora de negociar con la deuda española, de esta manera, parecen ser cosa del pasado. Al menos por el momento. En el verano de 2012 se llegó a ofrecer por encima del 7% por la deuda a diez años en España, con un spread que alcanzó los 650 puntos básicos. Malo para el Tesoro y bueno para los inversores más avezados. Ahora, la rentabilidad del bono a 10 años, considerado la referencia, está en el entorno del 4,23%.

Esta estabilidad se ha mantenido en los últimos días. Pero con matices. La falta de acuerdo entre republicanos y demócratas respecto del límite de techo de gasto ha hecho que la rentabilidad que se ofrece en el mercado secundario por bonos españoles haya crecido casi el 5%. La crisis italiana había motivado que fuese el país trasalpino el que hubiese estado en primera línea de fuego. A principios de septiembre se dio la vuelta la situación y España pasó a tener una prima de riesgo inferior a la italiana. Pero una vez se han calmado las aguas y el Gobierno de Enrico Letta está a salvo, los inversores vuelven a preferir la deuda italiana a la española: su prima de riesgo está un punto por debajo de la nuestra.

Se abre la financiación

La mejora de la prima, además, ha permitido más flexibilidad al Tesoro para financiarse. Ya tiene prácticamente cubiertas las necesidades de financiación para 2013, así que ahora va a aprovechar la buena coyuntura de los mercados de renta fija para reforzar el flanco más débil de la deuda soberana española: el largo plazo. El organismo dependiente del Ministerio de Economía ha contratado a Barclays, BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, Citigroup y Santander para que vendan entre 2.000 y 3.000 millones de un bono sindicado que vencerá en octubre de 2044.

Las empresas también se han animado a regresar a los mercados de capitales para financiarse. El pistoletazo de salida lo dio el lunes La Caixa, al colocar 1.000 millones en bonos, en una operación en la que la demanda triplicó la oferta y el coste fue el más bajo desde 2010 (170 puntos básicos sobre el midswap, el índice de referencia en este tipo de emisiones). Santander oTelefónica han realizado emisiones similares

La entidad que preside Emilio Botín emitió 1.000 millones de euros, a 1,5 años, a través de su filial Santander Consumer, solo un día después de anunciar la compra del 51% de la financiera de El Corte Inglés. El precio se fijó en 123 puntos básicos sobre midswap.

Telefónica, por su parte, vendió bonos a siete años denominados en francos suizos, por un importe de 225 millones de francos suizos (180 millones de euros), a un precio de 150 puntos básicos sobre midswap

Normas
Entra en El País para participar