La compañía todavía no ha presentado el ejercicio pasado

Pescanova estudia reformular sus cuentas de 2011

Pescanova estudia reformular sus cuentas del ejercicio 2011, de acuerdo a fuentes cercanas al grupo. La compañía, en concurso de acreedores, no ha formulado todavía las del año 2012. El grupo anunció el 28 de febrero pasado que no presentaba las cuentas de su anterior ejercicio; después fue declarada en concurso de acreedores.

 La compañía, cuyo consejo de administración está ahora controlado por Grupo Damm, segundo mayor accionista de la empresa con el 6,2% del capital, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, estudia la necesidad de tener que volver a presentar las cuentas de 2011 después de que los informes elaborados por KPMG (una auditoría forense) y de Deloitte (administrador concursal de la empresa) revelaran supuestas prácticas contables encaminadas a falsear las cuentas de la multinacional gallega.

Los informes de las consultoras señalan que el 80% de las ventas de Pescanova de 2011 y 2012 eran ficticias y cifran el agujero patrimonial de la pesquera gallega en los 1.667 millones.

El consejo de administración de Pescanova tenía previsto reunirse el viernes. Este diario trató de que portavoces de compañías controladas por la familia Carceller, así como ejecutivos presentes en el consejo de administración del grupo gallego, confirmaran que efectivamente tuvo lugar dicha reunión, y que explicaran si se había tomado alguna decisión relevante. Ninguno de ellos pudo aclarar nada.

Normas
Entra en El País para participar