La City

Los vigilantes del Prado

Los numerosos organismos públicos repartidos por España, sobre todo en Madrid, albergan en muchas de sus salas auténticas obras de arte, algunas cedidas, por ejemplo, por el Museo del Prado. Estas obras, cuadros en su mayoría, no quedan olvidadas para los responsables del museo que las ha cedido, ni mucho menos. Es más, existe un personal especializado en vigilar si estas pinturas están siendo bien tratadas y están en el lugar adecuado para su perfecto mantenimiento. Así, en el caso del Museo del Prado, hay responsables que vigilan el estado de las obras que han cedido temporalmente a las sedes de Ministerios u otros organismos públicos. “Entran en el despacho, ven el estado del cuadro y, de vez en cuando, lo cambian de sitio para que no le de siempre la misma luz”, asegura un alto funcionario.

Normas