El selectivo pulveriza los máximos anuales y apunta a los 10.000 puntos
Imagen de la Bolsa española, donde hoy a mediodía su principal indicador, el IBEX 35.
Imagen de la Bolsa española, donde hoy a mediodía su principal indicador, el IBEX 35. EFE

Fiebre alcista en el Ibex: ¿hasta dónde puede llegar el tirón bursátil?

El Ibex 35 ha pisado el acelerador. Los nervios por el cierre parcial de la administración pública estadounidense, que provocaron una leve corrección al inicio de la semana, parecen superados y el selectivo español marca máximos anuales por encima de los 9.600 puntos, un nivel que no alcanzaba desde julio de 2011. Así, las ganancias que la Bolsa española acumula en el año superan ya el 17%, y eso pese al reciente repunte de la prima de riesgo, que se sitúa en torno a los 250 puntos básicos.

Principalmente, es la renovada confianza de los inversores hacia España (y hacia Europa en detrimento de Estados Unidos) la que está impulsando al Ibex 35 hacia las alturas. Pero varias claves más están detrás del tirón de la renta variable española que, en opinión de los expertos, todavía guarda potencial como para conquistar los 10.000 puntos e incluso ir más allá.

Mejores perspectivas económicas: Los mercados ya apuestan por la recuperación de la economía española. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado su previsión sobre el PIB español, al calcular una desaceleración menos severa este año y un crecimiento del 0,2% en 2014. Aunque la estimación para el año que viene es más pesimista que la del Gobierno español, que espera un crecimiento del 0,7%, el organismo presidido por Christine Lagarde ha dado un respiro a España, lo cual se percibe como bueno entre los inversores.

IBEX 35 9.024,60 0,31%

“El mercado ha subido desde 7.500 hasta 9.500 puntos de golpe. Un movimiento que se ha apoyado inicialmente en una mejora de la confianza”, destaca José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.

Y, aunque la mayoría de analistas cree que el techo del Ibex este año se sitúa en los 9.600 puntos, algunos expertos miran ya al 10.000. Uno de los más optimistas es el departamento de análisis de Bankinter, que en su informe de estrategia correspondiente al cuarto trimestre indica que el selectivo madrileño tiene un potencial de revalorización hasta los 12.781 puntos. Para ello el Ibex tendría que subir un 33% más. “El atractivo es obvio”, dice la entidad.

Recuperación del sector bancario: La banca española está contribuyendo al rally del Ibex 35. El sector financiero, uno de los grandes afectados por la crisis con gran peso en el Ibex, está siendo protagonista en las últimas sesiones, con subidas como las que registraron Caixabank o Popular en la sesión del miércoles, del 5,54% y del 3,15%, respectivamente.

“En la bolsa española cabe destacar el gran comportamiento que está teniendo en los últimos meses el sector bancario, lo que ha llevado a muchos de sus valores a cotizar muy cerca o por encima de su valor contable”, señalan en Link Securities. Y añaden que “ello indicaría, dado que mucho de este interés comprador está protagonizado por extranjeros, que el sector bancario español transmite ahora mayor confianza tras las múltiples pruebas a las que ha sido sometido”.

De hecho, el Eurogrupo ha aceptado que el rescate a la banca española concluya sin prórroga de la línea de crédito de hasta 100.000 millones, de manera que el Gobierno español finalmente sólo ha utilizado 41.300 millones.

A juicio de Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, “la mejora de las expectativas de la economía española ha incrementado el apetito por los bancos españoles con negocios en España. A esto se suma la salida de las posiciones bajistas en contra de la banca española, lo que ha provocado un cambio de tendencia al alza que se está acelerando en las últimas sesiones”.

Pero, además, “hay grandes expectativas de resultados empresariales en España”, asegura Estefanía Ponte, directora de análisis y estrategia de Cortal Consors. “Al igual que ha habido una revisión al alza del escenario económico, se espera una revisión al alza de los beneficios esperados”, asevera. Ponte.

Mayor confianza en la deuda española: Hay señales de un mayor apetito por la deuda española, dada la buena acogida que están teniendo las emisiones del Tesoro. La última, una emisión de 4.000 millones de euros en bonos a 31 años que tuvo una demanda de más de 10.500 millones. Del importe colocado, el 65% fue entre inversores inter-nacionales, con una amplia presencia de fondos de pensiones y aseguradoras, lo que “da estabilidad al activo”, sostiene Bankia Bolsa. “Aunque este apetito de deuda española no se tradujo en una bajada del diferencial de deuda, que sigue alrededor de 250 puntos básicos, el Ibex sí lo reflejó positivamente, al igual que otros mercados periféricos como Italia”, explica.

Relevo en la presidencia de la Fed: El cambio en la presidencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos ha tranquilizado a los mercados. Aunque prácticamente estaba descontado, la llegada de Janet Yellen, nominada por Barack Obama para sustituir a Ben Bernanke después de ocho años al frente del banco central estadounidense, ha favorecido a las Bolsas a uno y otro lado del Atlántico. Considerada la heredera natural de Bernanke y política continuista, Yellen previsiblemente mantendrá los estímulos económicos a la economía estadounidense, basados en la compra de deuda por valor de 85.000 millones de dólares al mes. “Esperamos que Yellen siga la línea actual de Bernanke. Es conocida por ser muy analítica y actuar en función de los datos”, afirman en Carax AlphaValue.

No obstante, la retirada gradual de los estímulos podría estar a la vuelta de la esquina, según las últimas actas de la Fed de septiembre, que apuestan por iniciar el tapering antes de que acabe 2013. “Esto no es ninguna novedad. Esperamos que el tapering comience la próxima reunión de la Reserva Federal con una retirada paulatina de los estímulos, comenzando por menores recompras de bonos soberanos y manteniendo el programa de compra de bonos hipotecarios por el momento”, apunta la firma de análisis.

Se acercan posturas sobre el techo de deuda en EE UU: Los inversores siguen muy pendientes de las negociaciones en Estados Unidos para fijar el techo de deuda para 2014 y evitar el riesgo de impago a partir del próximo día 17. En las últimas horas ha trascendido un acercamiento entre republicanos y demócratas, lo que habría mejorado el tono general de las Bolsas, según los analistas.

“Podría haber predisposición a ampliar el techo de deuda por un mes, lo cual no es una solución pero sí un cierto avance en las negociaciones”, indican en Renta 4. Por su parte, en Bankia Bolsa creen que “el mercado sigue dando una probabilidad muy baja a que se llegue a producir (el impago). Incluso ya se maneja la posibilidad de que Obama pueda utilizar una disposición especial de emergencia para superar el techo de deuda. La excusa del techo de gasto de deuda en EE UU como factor de toma de beneficios puede estar perdiendo fuerza”.

Normas
Entra en El País para participar