Pasarían a pagar 97,8 millones al año frente a los 18,3 millones actuales
Sede de Telefónica O2 en Reino Unido.
Sede de Telefónica O2 en Reino Unido.

Reino Unido quiere disparar la factura por el espectro a Vodafone y Telefónica

El desembolso total para las telecos será de 364 millones de euros al año

El espectro destinado a la telefonía móvil va a subir de precio en Reino Unido. Y mucho. Casi se va a quintuplicar, tal y como refleja la consulta pública elaborada por el regulador británico Ofcom en la que se revisan las licencias anuales que pagan las operadoras por sus frecuencias en las bandas de 900 MHz y 1.800 MHz.

Bajo la propuesta de la autoridad reguladora, las operadoras van a pasar de pagar cerca de 309 millones de libras (unos 364 millones de euros) al año en su conjunto, frente a los 64,4 millones de libras que pagan en la actualidad. Por frecuencias, el pago por la banda de 900 MHz será de 138,5 millones de libras, frente a los 24,8 millones actuales, y en la banda de 1.800 MHz, el desembolso será de 170,4 millones frente a los 39,7 millones en la actualidad.

Por compañías, la propuesta de Ofcom supondría el pago de una tarifa anual para O2, la filial Telefónica, de 83,1 millones de libras (unos 97,8 millones de euros) frente a los 15,6 millones que paga en la actualidad. Es decir, se multiplicaría por cinco. En el caso de Vodafone, el incremento sería idéntico.

A su vez, EE, participada por Orange y Deutsche Telekom, dispararía su tarifa anual por el espectro de 24,9 a 107,1 millones de libras; mientras que en el caso de H3G, filial británica de Hutchison Whampoa, el desembolso anual pasará de 8,3 millones a 35,7 millones.

En su propuesta, Ofcom señala que las frecuencias de 900 MHz y 1800 MHz son usadas para llamadas de voz y servicios de 3G y 4G. El regulador precisa que en diciembre de 2010, el Gobierno pidió una revisión completa de estas tarifas, para que reflejasen su auténtico valor de mercado.

De igual forma, Ofcom señala que el Gobierno pidió de cara a esta revisión de las tarifas del espectro, que se tuvieran en cuenta las cifras pagadas por las operadoras en la subasta del espectro para 4G que tuvo lugar a principios de este año.

En esta subasta, las operadoras comprometieron un desembolso total de 2.340 millones de libras (en torno a 2.758 millones de euros), una cifra inferior a los 3.500 millones previstos por el Tesoro británico. Por supuesto, queda muy lejos de la subasta de las licencias de 3G, que tuvo lugar en el año 2000, en la que el Tesoro británico captó cerca de 22.000 millones de libras.

El regulador precisa que el espectro es un recurso nacional finito, insistiendo en que se debe incentivar el uso óptimo de las frecuencias. Así, en su comunicado, Ofcom asegura que ha analizado los pagos realizados por las operadoras en la subasta 4G, además de comparar las subastas de espectro realizadas en otros países, evaluando las características comerciales y técnicas del espectro en Reino Unido.

Finalmente, Ofcom indica que las nuevas tarifas entrarán en vigor probablemente durante el próximo año, si bien ha recordado que la consulta estará todavía abierta hasta el próximo 19 de diciembre.

Algunas de las compañías ya han respondido al anuncio de Ofcom. Desde Telefónica se indicó que “esta consulta estaba prevista desde hace tiempo y en términos generales la propuesta parece estar en línea con las proyecciones que Ofcom ya comunicó anteriormente. Por el momento, tenemos que estudiar el documento en detalle y responderemos al regulador cuando corresponda”.

Normas