Según el secretario del Tesoro
El Gobierno de EEUU toma medidas de emergencia para pagar compromisos
EFE

El Gobierno de EEUU toma medidas de emergencia para pagar compromisos

El secretario del Tesoro de EEUU, Jacob Lew, urgió hoy al Congreso a subir el endeudamiento público autorizado y advirtió de que el Gobierno “ya está en los descuentos” y empleando medidas de emergencia para pagar sus compromisos.

“Éste es un momento importante en la historia del país y el Congreso tiene que tomar una decisión importante para los estadounidenses”, dijo Lew en una comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado.

“Sólo el Congreso tiene la autoridad para actuar y asegurar que jamás haya dudas sobre el crédito pleno de Estados Unidos”, añadió. “Ningún Congreso en doscientos veinticuatro años de historia ha permitido que nuestro país cese sus pagos”, reprochó Lew.

Según el Gobierno, en torno al 17 de octubre se alcanzará el límite del endeudamiento público autorizado por el Congreso y, si no hay una ampliación, incurrirá en un cese de pagos que funcionarios, políticos, economistas e inversionistas describen como catastrófica.

El principal escollo al aumento de la deuda es el Tea Party, el ala derechista del grupo republicano en la Cámara de Representantes, en la que ese partido tiene mayoría.

La intransigencia del Tea Party ha causado precisamente la paralización parcial de la Administración desde el 1 de octubre, ya que ha condicionado su voto a favor de aumentar el presupuesto federal a que se prive de fondos la reforma sanitaria promulgada en 2010 y el principal logro del Gobierno de Barack Obama.

Algunos políticos de esa facción sostienen que el Gobierno exagera las posibles consecuencias de una suspensión de pagos y ponen en duda que en realidad Estados Unidos ya no disponga de fondos para seguir atendiendo sus obligaciones.

En la apertura de la interpelación a Lew el senador demócrata Max Baucus, de Montana, recordó que durante “más de doscientos años Estados Unidos ha cumplido con su palabra y sus obligaciones, y ha pagado sus deudas”.

“Hoy, un pequeño grupo de intransigentes usa nuestra economía como ficha para negociar un repudio de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio”, la reforma sanitaria, agregó. “No permitiremos que eso ocurra”, advirtió.

Del lado republicano, el senador Orrin Hatch, de Utah, afirmó que “ha habido siete incrementos de la deuda desde que el presidente (Obama) llegó a la Casa Blanca, que ha pasado de 11,3 billones de dólares a 16,7 billones de dólares, un aumento acumulado de 5,4 billones de dólares”.

“El monto de la deuda equivale al 107 por ciento de la economía de Estados Unidos”, apuntó Hatch. “Y esto representa enormes riesgos económicos y fiscales”, reprochó a su vez.

Lew también criticó las propuestas de los republicanos de permitir autorizaciones parciales de gastos federales, es decir, otorgar partidas presupuestarias “sueltas” que permitan volver a funcionar a ciertas áreas del Gobierno Federal. “Ésas son elecciones peligrosas: entre pagar a los veteranos de guerra o a los jubilados”, apuntó Lew.

Hoy, el Gobierno da nuevos pasos para afrontar el desacuerdo en el Congreso y Obama se reúne con los republicanos de la Cámara de Representantes, mientras Lew explica ante el Senado las consecuencias de una posible suspensión de pagos.

Normas
Entra en El País para participar