Reclama una reforma fiscal de calado
Miguel Martín, presidente de la AEB.
Miguel Martín, presidente de la AEB.

La banca avisa de que España ni superó la crisis ni está exenta de riesgos

La AEB recomienda una política orientada hacia la estabilidad macroeconómica

La Asociación Española de Banca (AEB) cree que España ya ha salido de la recesión, pero advierte de que la mejora de la situación económica no supone “en modo alguno” que haya superado la crisis o que esté exenta de riesgos importantes.

Por eso la patronal bancaria propone abordar una reforma fiscal de calado que alivie el peso de la carga sobre empresas y familias, y recomienda mantener una política orientada hacia la estabilidad macroeconómica.

La AEB cree que “cabe esperar” un crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año y piensa que la mejora de la situación económica abre una oportunidad para trazar “una senda de crecimiento duradero, sostenible y con capacidad para generar empleo”.

En su informe económico-financiero, la patronal destaca que la economía española comienza a mostrar síntomas de mejoría, como el buen comportamiento del sector exterior, la estabilización del consumo privado y un avance de la inversión en bienes de equipo.

A ello se suma la desaceleración de la destrucción de empleo, el descenso de la prima de riesgo soberano, el retorno de la inversión extranjera y la revalorización de los índices en bolsa, añade.

Además, la economía ha ganado competitividad y ha ido ajustando algunos desequilibrios, al tiempo que la Unión Europea ha avanzado hacia la unión bancaria, resume la patronal.

Se abre, pues, la oportunidad de aprovechar todos estos activos para consolidar una recuperación más consistente y sostenible, a la que ayudará la previsible mejora de las condiciones de financiación.

No obstante, la AEB advierte de que esto no supone en ningún caso que España haya superado la crisis y por eso pide mantener una política decididamente orientada a la estabilidad macroeconómica -consolidación presupuestaria, moderación de costes internos, etc-.

También aboga por avanzar en las reformas estructurales para que aumente el potencial de crecimiento de la economía española mediante un uso más exhaustivo (empleo) y eficiente (productividad) de los factores de producción.

La patronal bancaria sostiene que “queda un amplio espacio a cubrir en el ámbito de la flexibilización de los mercados y, muy concretamente, en el campo fiscal para abordar una reforma de calado que alivie el peso de la carga sobre las empresas y familias”.

Igualmente piensa que se puede “progresar” en las reformas de las administraciones públicas bajo unos estrictos criterios de racionalización y eficiencia. 

Normas