Critican el vacío legal sobre el producto, que mueve 500 millones al año
Tabaco electrónico
Tabaco electrónico

Los estanqueros piden una regulación para los cigarrillos electrónicos

El mercado de los cigarrillos electrónicos crece con fuerza pero, mientras que para unos son una auténtica alternativa al tabaco tradicional y una ayuda para los fumadores que desean dejar de fumar tabaco, otros critican la falta de regulación, fiscal y sanitaria del vapeo, es decir, la inhalación y exhalación de vapor de agua de estos dispositivos.

Entre los que critican el vacío legal en el que se encuentran los e-cigs está el Gremio de Estanqueros de Tabaco y Timbre (Gett), que ha solicitado al Gobierno que regule la venta de los cigarrillos electrónicos. Un mercado que mueve cada año en Europa 500 millones de euros, según la consultora Euromonitor. Una cifra que en todo el mundo podría ascender a 2.000 millones a cierre de este año. Ana Meneses, presidenta de Gett, destaca que “la falta de regulación del cigarrillo electrónico supone un agravio comparativo para los estanqueros”, que están sujetos a una normativa sobre el tabaco, con impuestos especiales, y que no pueden vender estos dispositivos en los estancos.

Los estanqueros solicitan una normativa para el tabaco electrónico similar a la puesta en marcha en otros países europeos. Es el caso de la legislación adoptada en Francia e Italia, en donde se aplican las mismas medidas desarrolladas para el tabaco tradicional. La regulación de Reino Unido trata al e-cig como si de un medicamento se tratase, mientras que países como Brasil, Dinamarca o Japón han llegado a prohibir su venta. Por su parte, España mantiene un vacío legal a la espera de una directiva europea que regule su uso, si bien hay comunidades que han realizado algunas recomendaciones al respecto. Así, la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha prohibido su uso en hospitales y centros de atención primaria de Cataluña.

El consumo de cigarrillos electrónicos en España no está regulado sanitariamente pese a que se comercializa en todo tipo de tiendas y grandes almacenes. Un informe reciente del área de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) apunta a que el consumo de los e-cigs puede provocar efectos a corto plazo en los pulmones similares a los del tabaco tradicional, asegurando que “contiene sustancias idénticas a las que lleva el cigarrillo convencional”.

Sanciones a la exportación masiva

Hacienda, por su parte, estudia limitar y prohibir la distribución de tabaco a países terceros, como Gibraltar o Andorra, si la demanda no lo justifica, para evitar que después lo comercialicen ilegalmente. Así lo aseguró el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, que anunció que España ratificará un protocolo internacional y adoptará medidas que podrían llegar incluso a prohibir la venta a otros países.

El martes se vota la nueva directiva sobre el tabaco

El Parlamento Europeo vota este martes la directiva sobre fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados. Una directiva que contempla medidas como el empaquetado genérico o la estandarización del sabor del tabaco. Unos cambios que, en opinión de los estanqueros, elevarán el contrabando de tabaco en España y que supondrá la no recaudación anual de 1.700 millones.

Normas
Entra en El País para participar