Telefónica es el primer accionista
Logotipo de Telecom Italia en la sede de la compañía.
Logotipo de Telecom Italia en la sede de la compañía.

Franco Bernabe dimite como consejero delegado de Telecom Italia

Las acciones cierran la sesión con una subida del 1,66%

El presidente y consejero delegado de Telecom Italia, Franco Bernabe, ha presentado la dimisión durante la reunión del consejo de administración que se celebra desde este mediodía. En un comunicado, la compañía ha explicado que el consejo continúa bajo la presidencia de Aldo Minucci, vicepresidente de la compañía.

Telecom Italia ha agradecido a Bernabe su compromiso y su contribución al desarrollo de la compañía durante los años que ha estado al frente de la compañía. La operadora ha indicado que ofrecerá más información a la conclusión de la reunión del consejo. 

Bernabe y los principales accionistas, liderados por el holding Telco (dueño de un 22,4% del capital), del que Telefónica es el principal accionista por delante de Intesa, Generali y Mediobanca, han chocado en los últimos tiempos a causa de su desacuerdo sobre cuál debía ser la estrategia de Telecom Italia.

El ejecutivo había planteado la necesidad de ampliar capital entre 3.000 y 5.000 millones de euros para fortalecer el balance y evitar una rebaja en la calificación de la deuda, actualmente situada en 29.000 millones de euros, hasta el escalón de basura.

Los principales accionistas han rechazado la ampliación de capital. Para estos inversores, la compañía debía implantar una estrategia decidida para reducir la deuda. Entre los puntos principales, han defendido la venta de activos, entre los que destacaría TIM Brasil, cuyo valor de mercado supera en la actualidad los 8.000 millones de euros.

El mercado ha visto bien el movimiento. Tras una mañana de caídas cercanas al 2%, las acciones de Telecom Italia se dieron la vuelta con los primeros rumores sobre la salida de Bernabe de la operadora, y cerraron la jornada con un avance del 1,66%.

El mandato del directivo, iniciado en 2007, se ha visto sacudido por movimientos drásticos. Así, Telecom Italia se ha visto obligada a realizar saneamientos por devaluación en sus activos por un importe cercano 14.000 millones de euros.

Además, la acción se ha desplomado desde entonces más de un 70% situando su capitalización en el entorno de los 11.000 millones de euros, casi una tercera parte del actual endeudamiento neto, que ronda los 29.000 millones. Sin duda, un varapalo muy duro que ha supuesto la progresiva pérdida de confianza por parte de los inversores.

En el ejercicio de 2007, año en el que Bernabe llegó al cargo, Telecom Italia registró unos ingresos de 31.290 millones de euros. Sin embargo, en 2012, el volumen de negocio se situó en 29.503 millones.

La operadora se ha visto penalizada por la caída del volumen de negocio en el mercado italiano, sacudido por el endurecimiento de la competencia. Así, por ejemplo, la división italiana de la compañía, que aporta el 58% de los ingresos del grupo, registró unos ingresos de 8.104 millones de euros en el primer semestre, un 10,5% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Argentina y Brasil se han convertido en las vías de crecimiento de la compañía, ahora debilitadas, especialmente esta última, por la depreciación del real frente al euro.


Normas
Entra en El País para participar