El Gobierno justifica los ajustes por la falta de dinero y el pago de obligaciones anteriores
El secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. EFEArchivo
El secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. EFE/Archivo EFE

Fomento cuenta con una inversión privada de 1.350 millones para 2014

El PSOE asegura que los recortes en el gasto en infraestructuras han destruido 230.000 empleos

La Asociación Española de la Carretera denuncia el completo abandono de la red estatal

Durante su comparecencia ayer ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados para explicar los presupuestos de su departamento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, detalló que esos 1.350 millones de inversión privada previstos para el próximo ejercicio se desglosan en 550 millones para las concesiones de autopistas y 800 millones para los puertos.

En este sentido, el número dos de Fomento anunció que el Ejecutivo presentará en las próximas semanas una estrategia logística con el objetivo de que España apueste más por la intermodalidad de su red de transporte y dé entrada a más operadores privados que potencien el modelo de colaboración público-privada.

En términos globales, el alto cargo recordó que el Ministerio de Fomento contará con un presupuesto para inversiones directas de 8.980 millones de euros el próximo año, un 11,6% menos que la cantidad asignada en las cuentas de este ejercicio. Durante su comparecencia, Catalá justificó este significativo ajuste con varios argumentos. De un lado, recordó que era urgente reconducir la situación de Fomento y dejar de comprometer gasto para el que no había asignados recursos. Por otro, insistió en el compromiso de su departamento con la consecuención de la estabilidad presupuestaria y, en tercer lugar, dio a entender que algunas decisiones se habían adoptado sin mucha lógica en términos económicos. En esta línea, el subsecretario de Fomento, Mario Garcés, aseguró después ante la misma Comisión que el Ministerio se ha visto obligado a destinar 4.800 millones a atender obligaciones de ejercicios anteriores.

Un año más, en 2014 la inversión en ferrocarriles será la partida más significativa, con un presupuesto de 4.573 millones, que irán destinados, en un 70%, a completar la red de alta velocidad.

A la mejora de la seguridad se destinarán 160 millones, de los que 50 se emplearán en seguir instalando los sistemas ERTMS en diversas líneas.

Abandono de la carretera

En carreteras, la inversión prevista para el próximo año asciende a 2.153 millones, el 24% del total. Por su parte, en puertos y seguridad marítima se prevén invertir 861 millones, mientras que el presupuesto total de inversiones en Puertos del Estado, para los que no se contempla una privatización, asciende a 766 millones. A este respecto, los altos cargos de Fomento coincidieron en las buenas cifras previstas para el año que viene, cuando el tráfico portuario se espera que crezca un 4% sobre la previsión de cierre de este ejercicio (que está siendo excepcionalmente bueno), hasta movilizar los 495 millones de toneladas.

En materia de vivienda se invertirán 788 millones y en aeropuertos y seguridad aérea los recursos ascenderán a 559 millones, mientras que la referida al grupo aeroportuario Aena será de 550,3 millones.

Como presidente de la entidad pública empresarial de suelo (Sepes), Catalá también avanzó que están previstas ventas por importe de 35 millones de euros, un escenario “ambicioso” en el que se busca potenciar las transacciones y planificar las ventas con criterios de viabilidad para atender la demanda y lograr la máxima rentabilidad.

Con respecto a las inversiones industriales, Sepes destinará 50 millones a acabar los polígonos ya empezados. Además, Catalá indicó que los gastos financieros de la sociedad se ven “aliviados” tras la firma de la Operación Campamento, que ha permitido reducir la deuda un 31% y lograr un ahorro de 112 millones.

Las reacciones a estas cifras no se hicieron esperar. El portavoz del grupo socialista en la Comisión de Fomento, Rafael Simancas, aseguró que los recortes en la inversión pública han provocado la destrucción de 230.000 empleos en los últimos años. Por su parte, la Asociación Española de la Carretera (AEC) denunció que el Gobierno ha decidido abandonar, “de forma absoluta y consciente”, el modo de transporte por carretera reduciendo en más de 800 millones la inversión prevista para esta partida en las cuentas del próximo año.

La AEC considera que los 2.153 millones que se van a invertir en carreteras hacen imposible cualquier política de gestión viaria “mínimamente coherente y eficaz”.

Al día en el abono de las facturas de la luz

El principal departamento inversor del Ejecutivo anunció ayer que ha consignado en su Presupuesto de 2014 un crédito especial de 14,3 millones para pagar todas las facturas de luz de la red de carreteras y autovías del Estado atrasadas, según explicó el subsecretario de Fomento, Mario Garcés.

Con esta consignación, Fomento pretende “poner a cero” el contador del pago del suministro eléctrico de las carreteras que dependen del Estado (un total de 26.380 kilómetros de longitud) pagando la deuda que se había acumulado de años anteriores.

Se trata de una deuda que se tenía con todas las compañías eléctricas en función de las distintas demarcaciones en que se divide la red de carreteras, detalló el subsecretario de Fomento. Solo por el suministro de todo 2011, la deuda ascendía a siete millones.

Normas
Entra en El País para participar